Vengadores: Endgame (Avengers: Endgame) (2019)



¡Hola, chic@s! Tras más de una década y 21 películas ha llegado la hora de cerrar una etapa para abrir la siguiente, y es que Vengadores: Endgame es un adiós por todo lo alto del universo creado hasta la fecha por Marvel. Esta despedida ya empezó a gestarse hace justo un año con Vengadores: Infinity War, película en la que vimos desvanecerse a la mitad de los superhéroes debido a las acciones de Thanos. Solo unos pocos se salvaron de este devastador desenlace y ellos serán los encargados de reparar el daño que estas desapariciones han causado al universo… y a ellos.

En mi entrada dedicada a Infinity War confesé que no había visto las películas de Marvel, pero conocía las tramas porque había leído sobre ellas. Sigo sin haber visto todas las cintas, pero reconozco que Endgame es un peliculón en el que todo funciona. Esta cuarta y última entrega de Vengadores dura tres horas y mientras las dos primeras horas se centran en la construcción de los personajes; los últimos 60 minutos son una explosión de momentos épicos que ponen la piel de gallina. Me ha gustado mucho que la película se haya tomado su tiempo en mostrar y desarrollar la parte dramática de los protagonistas para que veamos que además de héroes también son seres humanos (algunos de ellos) y son tan vulnerables como nosotros. No todo tiene que ser acción para atrapar al espectador y aquí queda demostrado que la parte más íntima también tiene un gran efecto en el público.

Endgame nos ofrece de todo durante sus tres horas de duración: acción, emoción, drama y comedia. Todo está muy bien equilibrado y tanto las tramas pasadas como las presentes consiguen unirse creando un engranaje más que perfecto. Los personajes enamoran una vez más y sus finales han sido realmente bonitos y conmovedores, y con algunos diría que hasta poéticos.

La última hora es una lucha del bien contra el mal y todo en ella es apoteósica y épica. Ha habido momentos memorables, pero no puedo decir nada debido a los spoilers. Solamente diré que una de mis escenas favoritas, y en la que he estado a punto de aplaudir, ha estado protagonizada por las VengadorAs.

Vengadores: Endgame es una celebración de estos once años. El viaje acaba (de momento) aquí y lo hace desplegando toda la maquinaria. Esta entrega está llena de guiños a todas las historias que nos han acompañado durante estos años y la nostalgia arrancará más de una lagrima y una sonrisa. La película funciona a la perfección y cautiva hasta a aquellos y aquellas que no hemos seguido fielmente todas las cintas. Hoy, la sala de cine estaba llena, no cabía ni un alfiler, y es que esta película ya ocupa un lugar destacado en la historia del cine, y me alegra haber sido testigo de ello. Endgame es un blockbuster en toda regla, pero además de ofrecer un gran entretenimiento, también nos regala una gran historia. Nos han dicho adiós, y lo han hecho a lo grande.

¡Hasta la próxima!

Si queréis acceder a mi página de Facebook, haced click aquí
Instagram: laura_lamiel
Fotografía: Marvel Studios

Comentarios

Entradas populares