El Rey León (The Lion King) (1994)



¡Hola, chic@s! Faltan unas horas para el estreno del esperadísimo remake en acción real de El Rey León, para muchos la joya de la corona de Disney, y he pensado en hablar un poquito de la película original de 1994. En este 2019 se celebra su 25 aniversario y, a pesar del tiempo, la travesía de Simba sigue muy presente en los corazones de los espectadores.

Mi infancia está muy unida a El Rey León. Curiosamente, no la vi en el cine cuando se estrenó, pero sí cuando regresó a la pantalla grande, si no me equivoco, allá por 2011. Por lo tanto, mi primer contacto con esta cinta fue a través del VHS. Recuerdo que la alquilé en el videoclub y me gustó tanto, que le pedí a mi madre que me la regalara por mi cumpleaños. Dicho y hecho. ¡Vi tantas veces la película que la cinta se me rayó! Además de eso, también tenía un libro en el que se narraba la historia y además de leerlo una y otra vez, dibujaba los numerosos dibujos que había en sus páginas. De pequeña, este clásico de Disney era para mí una simple película de dibujos animados, y no veía más allá ya que mi inmadurez infantil no me lo permitía. Sin embargo, años más tarde, cuando volví a ella me desgarró y me di cuenta de la gran historia que tenía delante de mis ojos. Por lo tanto, creo que esta película ha quedado tan grabada en toda una generación porque una vez alcanzas la edad adulta, te vuelve a atrapar debido a sus temas universales, y la aprecias todavía más ya que ahora puedes abrazar y comprender toda su complejidad. No voy a hacer ninguna review porque a estas alturas ya no es necesario, pero sí que quiero exponer los puntos más importantes de una película que, para mí, es una de las más grandes de la historia del cine.

La muerte de Mufasa

A Disney siempre le gusta hacernos sufrir en cuanto a muertes se refiere. Y si está relacionada con uno de los dos progenitores mejor que mejor. La muerte de Mufasa, además de ser un momento dramático de lo más potente, sirve como desencadenante del viaje y la transformación de Simba. La muerte es algo muy difícil de gestionar y marca un antes y un después en nuestra vida. A partir de ahí se abre una etapa completamente nueva para nosotros y cada uno la afronta de una manera distinta. Cuando era pequeña la muerte de Mufasa me entristeció mucho, pero esta percepción cambió cuando me convertí en adulta ya que entendí el dolor de Simba por la desaparición de un ser tan querido. La escena pasó de ser triste a dolorosa y transmite un sentimiento de lo más humano. Muchos, en algún momento, hemos sido Simba y esto nos acerca todavía más al personaje y al dolor que está sufriendo.

Hakuna Matata

Timón y Pumba ponen la nota cómica a la historia una vez esta se vuelve trágica. Su famosísimo Hakuna Matata es un canto a la vida y a la felicidad y en este tema nos advierten que no debemos dejar que los problemas puedan con nosotros, ofreciendo un punto de vista muy positivo. Estos dos personajes suponen la salvación para el pequeño Simba, pero al mismo tiempo esta etapa hace que el pequeño león olvide realmente quién es, y aquí es cuando entran en escena dos puntos esenciales de la historia, y que os relato a continuación.


La identidad
Recuerda quién eres. Eres mi hijo, el único y verdadero rey. Recuerda quién eres. Con estas palabras, el fantasma de Mufasa le recuerda a su hijo que es mucho más de lo que es ahora y que debe afrontar su destino, aunque este sea complicado. Este punto nos indica que, aunque la vida sea dura, no debemos rehuir de quienes somos y debemos afrontar los problemas. Poner muros a nuestro alrededor no es bueno, aunque sea la opción más fácil y cómoda, ya que hace que no nos esforcemos y que no seamos capaces de ver lo que podemos hacer. En este caso, Simba vive una vida tranquila y sin preocupaciones, pero esto no le permite sacar y ejercer toda la grandeza que lleva dentro. Por otro lado, la vida es muy caprichosa y nos puede llevar a muchos sitios. Todos evolucionamos, pero nunca debemos olvidar de dónde venimos. En este caso, Simba ha decidido huir del pasado y consecuentemente, olvida su origen, y precisamente, este es el siguiente punto del que os voy a hablar.

El pasado
El pasado puede doler, pero tal como yo lo veo puedes huir de él o aprender. Estas sabias palabras de Rafiki las hemos experimentado más de una vez en nuestras vidas. El pasado duele cuando este es sinónimo de errores o infelicidad y huimos de él para no volver a experimentar esa sensación. No afrontar el pasado no nos permite evolucionar y aunque duela debemos plantarle cara porque de esta manera creceremos y superaremos muchos traumas. Cuando Simba decide regresar y ocupar su lugar en el ciclo de la vida, vemos cómo el personaje abraza su destino y se enfrenta a los miedos del pasado, algo que sin duda le proporciona la fuerza, el coraje y el valor que han permanecido dormidos durante todo este tiempo.

El Rey León puede presumir de tener una historia imperecedera, unos personajes inolvidables y una banda sonora maravillosa y majestuosa que emociona. Para cerrar esta entrada me gustaría hablaros de mi escena favorita de la película. Muchos optan por la escena en la que Mufasa le recuerda a Simba el rey que lleva dentro, pero en mi caso me quedo cuando, tras la caída de Scar, Simba toma el trono. Es una escena poderosa y muy emotiva para mí y en la que, no os voy a engañar, siempre derramo alguna que otra lagrima. A medida que Simba va recorriendo Pride Rock puedes ver su orgullo, pero al mismo tiempo su inseguridad, no obstante estas dudas quedan disipadas al recordar el mensaje de su padre. El nuevo rey va avanzando y mientras lo hace toda la muerte y la miseria que Scar había llevado al reino desaparecen con la llegada del verdadero heredero al trono. La música de Hans Zimmer es otra de las grandes joyas que podemos ver aquí uniendo en un tema musical inolvidable, la elegancia, el honor y la emoción. Si queréis verla, os dejo el enlace aquí

La próxima semana tendréis mi review del remake de esta obra maestra. Tengo muchas ganas de ver esta nueva versión, aunque la película original siempre ocupará el puesto más alto.

¡Hasta la próxima!

Si queréis acceder a mi página de Facebook, haced click aquí
Instagram: laura_lamiel

Fotografías: Disney

Comentarios

Entradas populares