CRÓNICA: Conferencia de Series Británicas en Barcelona







¡Hola a tod@s! Este blog está dedicado al mundo del cine y la literatura pero hoy voy a hacer una excepción y voy a dirigirme a la pequeña pantalla. Hoy en día podemos encontrar series que superan en calidad a las películas que podemos ver en el cine y para much@s, las series de televisión están viviendo una época dorada. El pasado 27 de marzo fui a una conferencia de series británicas de la mano de Toni de la Torre en la que, a través de un apasionante viaje, nos enseñó auténticas perlas de la televisión británica y, gracias a éstas, pudimos ver qué tipo de historias ve la gente en el Reino Unido. Toni de la Torre nos enseñó varios ejemplos de series británicas y decidió ponerle a cada una un adjetivo para definirla. Gracias a esto, se puede ver la gran variedad de series que podemos encontrar y creo que lo hizo de este modo ya que, de manera directa o indirecta, estas series describen la cultura anglosajona. Fue una gran conferencia y aparte de ver a algunas de mis series favoritas también descubrí otras que me dejaron con muy buen sabor de boca. Siempre me he sentido muy atraída por todo lo british; su cultura, su gente… Y si nos lo ponemos a mirar, en este caso, la televisión puede ser un enlace perfecto para conocer un poco más el lugar que vio nacer a Charles Dickens, William Shakespeare, Jane Austen o el que también oculta grandes misterios como la figura del tristemente mítico Jack el destripador. Adoro las series británicas así que si sois de los míos abrocharos los cinturones, ¡porque allá voy!


La conferencia se celebró en la FNAC Illa Diagonal de Barcelona a las 19.00 horas. Mis amigas y yo llegamos media hora antes para coger sitio e hicimos bien, porque la sala se llenó y mucha gente se tuvo que quedar de pie mientras que otros optaron por sentarse en el suelo. La conferencia empezó de manera muy puntual - estábamos en una conferencia de series británicas, la puntualidad es imprescindible – y toda la gente que acudió mostró un gran interés por lo que se explicó ya que muchos son unos auténticos apasionados de estas series. Toni de la Torre estuvo genial, como siempre, y empezó su charla explicándonos que las series británicas de los años 50, 60 y 70 establecieron las bases de muchas de las series que podemos ver hoy en día. Uno de los nombres que no podía faltar en esta conferencia era el de la BBC, el mítico canal británico que todo el mundo conoce. Este canal lo pagan los ciudadanos y por ese motivo, se esfuerza por ofrecer una programación de gran calidad. Sin embargo, también tenemos otro canal; Channel 4, éste no es tan conservador como la  BBC y eso se nota en sus series ya que son más arriesgadas.


Antes de empezar, y para que os hagáis una idea de cómo estaba estructurada la conferencia, Toni de la Torre nos mostraba un adjetivo en una pantalla grande y nos explicaba la razón por la cual había escogido este adjetivo para definir a una determinada serie y ya de paso, nos hablaba de ella. Acto seguido, nos mostraba la escena que justificaba el adjetivo escogido. Los primeros que aparecen en la charla son los geniales Monty Python con su programa de humor irreverente emitido entre los 60 y los 70. Este inolvidable grupo de humoristas sirve como ejemplo para explicarnos que los británicos son personas que se saben reír de ellos mismos y que no se toman tan en serio como los americanos. Hoy en día, los Monty Python podrían encontrar sustituto en otro gran programa británico llamado Little Britain, debido a ese humor similar que David Walliams y Matt Lucas añaden a sus sketches. Y hablando de cosas irreverentes, la primera serie que abre la conferencia, es una serie de la que todo el mundo habla: Black Mirror. Para muchos, es la mejor serie que podemos ver en la actualidad. Es original, irreverente, provocadora. Para introducirnos en ella, Toni de la Torre nos proyectó la famosa escena en la que la princesa Susannah, que ha sido secuestrada, le comunica al Primer Ministro que tiene que hacer algo para salvar su vida ya que si no lo hace será ejecutada. La gente que la haya visto sabrá que hay un cerdo de por medio. Es una serie que puede impactar y en este caso, la escena nos cuenta como las redes sociales pueden gobernar nuestras vidas, hacerse con el poder sin apenas darnos cuenta. Ya casi no sabemos hacer nada sin tecnología de por medio. Internet puede ser de gran ayuda pero a veces, como se puede ver en Black Mirror, se puede volver en nuestra contra. 


La segunda serie que podemos encontrar es la fantástica Luther. Esta serie recibe en la conferencia el calificativo de cruel debido a las dosis de violencia que podemos ver. Muchas veces los americanos no muestran algunas escenas consideradas gratuitas, como escenas con altas dosis de violencia, ya que creen que son innecesarias. Sin embargo, los británicos, y se puede ver en Luther, no hacen caso de esto y si tienen que mostrar una escena violenta y completamente gratuita lo hacen sin ningún problema. ¿La razón? Impresionar al espectador lo máximo posible. No hay censura ninguna. Hay que impactar a la persona que está viendo el programa ya que lo que está viendo le puede pasar perfectamente en la vida real. La secuencia escogida tiene lugar en una gasolinera y vemos como un individuo decide atacar a un grupo de personas sin ninguna piedad. Reconozco que sólo he visto un par de capítulos de Luther pero, por lo que he leído, puedo decir que estamos ante una serie que nadie tendría que perderse.


La siguiente serie es Top Boy y, junto a ella, podemos leer la palabra realista. Esta serie nos adentra en el municipio de Hackney de Londres en el que el mundo de la droga y la miseria están a la orden del día. Todo esto está narrado de una manera muy realista, sin adornos de por medio. Muestra lo que nos encontraríamos en este barrio si estuviéramos en él y uno de los puntos fuertes de esta serie es que está rodada en el mismo municipio de Hackney, uno de los más pobres y afectados por el crimen de Londres. Por lo tanto, como podéis ver, la realidad supera la ficción. La secuencia… no hace falta que diga mucho. En ella se puede ver como un grupo de personas, incluido los niños, hacen lo que sea por una dosis de droga.


Accused es la cuarta serie que podemos ver y que recibe el calificativo de dura. Esta serie nos cuenta a través de diferentes capítulos (con historias completamente independientes) como la vida de una persona puede cambiar en el momento menos esperado. Todo se puede torcer en un segundo y puede cambiar tu vida para siempre. Los planos de esta serie están muy cuidados y la secuencia elegida me gustó ya que pude ver a dos actrices maravillosas como Olivia Colman y Anne-Marie Duff.



The Shadow Line es una serie de autor y es este tipo de producciones con sello propio que muy poca gente ve a pesar de su gran calidad. En este sentido, se podría considerar como el cine independiente de la pequeña pantalla. Es una serie que en cada capítulo nos narra historias independientes que no están relacionadas entre sí. La secuencia elegida me resultó muy pero que muy interesante ya que se nos mostró a dos policías investigando la escena de un crimen pero mostrándonos a la vez la fina línea entre el bien y el mal y de la que todo el mundo puede ser protagonista, incluidos los policías. Me gustó mucho la ambigüedad que se muestra y los colores oscuros elegidos para dicha secuencia. Creo que habla por sí sola.

Después de estas cinco series, Toni de la Torre bromeó diciendo que después de ver estas historias un pelín oscuras, ahora tocaba las series consideradas como británicas. Las series por las que todo el mundo había venido a la conferencia. Para abrir este nuevo bloque, comenzamos con la preciosa Downton Abbey. Para las personas a las que les gusta leer novelas de corte victoriano o romántico ésta es su serie. Downton Abbey respira nostalgia y romanticismo por los cuatro costados. Nos sitúa en la época previa a la Primera Guerra Mundial pero lo hace a través de las grandes mansiones y la aristocracia. Visualmente es una preciosidad y todo parece estar muy idealizado. Se ve que los británicos tienen idealizada la época de 1890 a 1920  y esto se puede comprobar con esta serie. Más adelante, pondré otra serie que tiene lugar en la misma época pero que nos relata la cara más dura de principios de siglo. Es más realista. 


Está bien, reconozco que con la siguiente serie me emocioné mucho y todavía más, cuando la gente de la sala al oír el nombre de la misma se puso a aplaudir. Me hice fan gracias a que me ayudó a pasar muchas noches de insomnio. Estamos hablando de una serie que forma parte de la cultura británica con un personaje que es todo un icono. Me estoy refiriendo a Doctor Who. Esta serie recibe el adjetivo de fiel y creo que es muy apropiado ya que las historias de este carismático viajero en el tiempo conocido como el Doctor (no se sabe su nombre) forman parte de la vida de muchas personas. Por lo tanto, para todas ellas, el Doctor es más que un personaje, es como uno más y por eso le siguen a él y a sus compañeros como si formaran parte de sus vidas. Es una serie que está en el libro Guinness de los records por ser la serie de ciencia ficción más longeva de la historia debido a sus 50 años en antena. Este año es el aniversario de Doctor Who y se están planeando una serie de eventos para conmemorar el 50 aniversario, además de un capítulo especial que promete muchas sorpresas. Reconozco que mucha gente puede pensar que es una serie rara y, además, con ganas. Pues sí, tienen razón pero ahí está su encanto. Creo que no tiene un término medio, o la adoras o no la puedes ni ver. Es muy especial. Desde mi punto de vista, creo que el Doctor es uno de los personajes más versátiles que podemos encontrar ya que se reinventa a medida que diferentes actores van poniéndose en su piel. La gente que no conozca la serie que no piense que cada actor interpreta a un Doctor diferente. Es el mismo hombre con una cara y personalidad diferentes pero con los mismos recuerdos. Cuando está a punto de morir se regenera en un nuevo hombre y así consigue engañar a la muerte. Hasta la fecha han sido 11 actores los que han encarnado al Doctor. Todos ellos le han dado su toque especial y por eso este personaje es único. La escena escogida fue el episodio piloto de esta nueva etapa y en la que Rose Tyler conoce al noveno Doctor cuando está a punto de morir. ¡Qué recuerdos me trae esa escena!


Si Doctor Who es una serie que forma parte de la cultura popular y tiene un personaje que es un icono, no sé que decir del siguiente señor, sir o como le queráis llamar. ¿Quién no conoce a Sherlock Holmes? El actual productor de Doctor Who, Steven Moffat, es el encargado de traer de vuelta al mítico personaje gracias a la serie Sherlock y lo ha hecho de manera brillante. Si la gente de la sala aplaudió al Doctor, Sherlock no se quedó atrás. En esta ocasión, las aventuras del detective más famoso de la literatura y de su inconfundible compañero Watson están ambientadas en el Londres del siglo XXI. El Sherlock que conocemos no lleva gabardina ni pipa. En un principio, se pensó que cambiar la imagen de un personaje tan querido podría suponer un problema ya que la gente no vería a Sherlock Holmes por ningún lado. En este sentido, el personaje estaba muy estereotipado. Sin embargo, muchas veces uno se tiene que arriesgar para ver como le sale la jugada y en este caso no pudo ser más brillante. Cuando combinas historias de gran calidad y unos actores excelentes nada puede salir mal. ¿El único inconveniente que tiene Sherlock? Las largas esperas entre temporada y temporada. Por esta razón, recibe el adjetivo de breve ya que cada temporada (de momento llevan dos) está compuesta por 3 episodios y podemos esperar mucho pero mucho tiempo para ver la siguiente entrega. Ahora mismo la tercera temporada se está grabando y se ha firmado para una cuarta. Toni de la Torre bromeó diciendo que esta serie sería como drogarse y después esperar mucho tiempo hasta la siguiente dosis. ¡Terminas desquiciado! Aunque lo bueno siempre se hace de rogar. La escena escogida es cuando Sherlock y Watson se conocen. Cuando Sherlock revela su nombre y su domicilio se me puso la piel de gallina.


Decir Inglaterra, Londres o incluso la palabra té es decir William Shakespeare. Este nombre representa todo lo relacionado con lo británico. Es como su gran bandera, su representante más ilustre y, obviamente, este genio no podía faltar. Hay muchas series que representan sus obras y en este caso, The Hollow Crown, con Ben Whishaw como Richard II sirve como ejemplo. Es una serie que se pensaba que no tenía subtítulos en castellano o catalán y se nos avisó que sería difícil seguirla ya que el inglés que se puede oír no es el de la actualidad sino el que Shakespeare plasmó en sus obras. Sin embargo, gracias a una de las personas que asistió, descubrimos que sí que había subtítulos en castellano. ¡Así que hay que verla!





Muchas veces los británicos se ven superados por la espectacularidad que los americanos muestran con sus series. No obstante, los primeros no se quedan atrás y ofrecen sus propios productos similares. Son una alternativa y lo podemos comprobar con Spooks ya que se podría considerar como la 24 británica. Si alguien la ha visto sabrá que la estética es muy similar a la de 24 y además, relata el trabajo de un grupo del servicio secreto británico.



Para originalidad, podemos hablar de In the Flesh, una serie que se centra en los zombies. Seguramente pensaréis que esta serie no es original en absoluto ya que esto lo podemos ver actualmente en la gran The Walking Dead, no obstante, esta serie nos muestra como sería integrar de nuevo en nuestra sociedad a un zombie. ¿Os imagináis vivir con un zombie en vuestra casa? Creo que no me atrevería ya que el cine, la televisión y la literatura se han encargado, y muy bien, de que les temamos. El argumento que se nos ofrece es muy atractivo e interesante y pinta muy bien por lo tanto, queda apuntada en mi larga lista de películas y series que tengo pendientes.Así que quedáis avisados, los zombies de In the Flesh no  son zombies en absoluto, simplemente han sufrido "el síndrome de la muerte parcial" ;)




Utopía es una serie que me impactó ya que la escena que se mostró es muy cruel y fría al mismo tiempo. La violencia que se vio en la secuencia escogida podría considerarse como “sofisticada” ya que los dos individuos que la protagonizan no se despeinan ni pierden la compostura. Tienen una gran frialdad y eso impacta más. Lo que también me impresionó es que es una serie que en las escenas tiene colores muy vivos, la estética se parecía a la de los cómics. La vi oscura y también paranoica, un poco al estilo de La Naranja Mecánica. Interesante.




Misfits es una serie enfocada a un público joven como otra famosa serie británica, Skins. Esta serie narra cómo un grupo de delincuentes e inadaptados sociales obtienen súper poderes después de una extraña tormenta, y lo hace mezclando ciencia ficción, humor y drama. El adjetivo para Misfits es canalla y la escena escogida nos muestra como uno de los personajes reivindica la juventud a través de un discurso que puede parecer épico debido a la música que se oye de fondo pero más que nada, está reivindicando el derecho a que los jóvenes se vayan de fiesta. Tan sinple como eso. Una escena muy curiosa, sí señor. No hace falta decir que me gustó mucho ya que la vi muy ingeniosa y divertida.







Cuando decimos The Office, asociamos este nombre al de Steve Carell pero en realidad, esta serie tiene sus orígenes en el Reino Unido. Aquí el jefe puñetero de la oficina no es Carell sino Ricky Gervais (todavía recuerdo su discurso en los Globos de Oro) y uno de los atractivos de esta serie es que está rodada a modo de falso documental. The Office es una comedia y nos hace gracia pero si en la vida real nos encontráramos con un jefe como el de esta serie,  no sé si nos reiríamos tanto. 




En el Reino Unido también saben hacer comedias y, como ejemplo, tenemos The IT Crowd. Esta serie nos muestra que los geeks y los nerds también tienen su lugar en la televisión y esto lo podemos ver gracias al personaje de Moss, que podría ser el Sheldon británico. Por lo tanto, podemos ver que The Big Bang Theory no fue la precursora de este tipo de personajes.



Las series británicas también pueden ser entrañables y encima con un niño como protagonista. Muchas veces, los niños que aparecen en pantalla pueden ser realmente insoportables y no hacen más que molestar, pero el niño de Moone Boy parece ser todo lo contrario. La escena que pudimos ver nos enseña como un niño de casi 12 años, Martin Moone, no goza de mucha popularidad en la escuela y muchos de sus compañeros se burlan de él. Todo esto está narrado en clave de humor y además, descubrimos que este niño tiene un amigo imaginario muy especial. Lo más interesante  es que éste último admite que no esperaba ser el amigo imaginario de un perdedor, pero es lo que hay. Me gustó mucho. La veo ágil y fresca. Creo que queda apuntada en mi lista.



Mistresses es la siguiente serie que pudimos ver y reconozco que me alegró verla en la conferencia ya que la vi hace mucho tiempo y me gustó mucho. Recibió el adjetivo de íntima debido a esos planos cortos que te introducen sin darte cuenta en la historia y pasas a ser un personaje más. Me gustaron mucho las interpretaciones de las cuatro protagonistas pero siempre he tenido debilidad por la actriz Sarah Parish, que me encantó en otra película británica hecha para la televisión llamada Recovery. Para muchos, estamos ante la versión británica de Sexo en Nueva York. Actualmente, se está rodando la versión americana con Alyssa Milano (Embrujadas) y Yunjin Kim (Perdidos).



Exile nos muestra la historia de un padre y un hijo que parecen no tener una muy buena relación debido a un hecho que ocurrió en el pasado y que tendrá una sorprendente revelación en el presente. Esta serie recibe el adjetivo de devastadora por las consecuencias que puede tener esta revelación. Me encantó ver a John Simm en el papel del hijo ya que es un actor que sigo y me encanta.



La siguiente serie es The Crimson Petal and the White y es la serie que os adelantaba cuando he hablado de Downton Abbey. Esta serie nos muestra el lado más realista y oscuro de la Inglaterra de principios de siglo. La estética me recordó mucho a las historias de Jack el destripador ya que se nos muestra a las prostitutas de los bajos fondos de Londres y como viven día a día. La historia nos relata como un hombre de la clase alta decide perderse en un mundo de oscuridad y vicio. La escena escogida me gustó ya que se puede ver a una prostituta caminando por unas calles oscuras y deprimentes que contrastan con su vestido de diferentes colores. Esta serie relata la parte que Downton Abbey oculta.

 

Las series británicas también pueden ser pequeñas y éste es el caso de Mad Dogs, que nos narra como cuatro amigos se van de vacaciones a Mallorca y lo que parecía ser un viaje de ensueño da paso a algo más oscuro. La escena proyectada nos muestra a los cuatro amigos hablando uno por uno a una cámara doméstica y por lo que vemos las cosas no han ido muy bien. No conocía esta serie y me agradó ver a actores que ya conocía.




La serie que cerró la conferencia fue House of Cards (no confundir con la versión de Kevin Spacey) que se emitió hace más de 20 años y de la que luego Toni de la Torre sorteó el DVD. La historia nos sitúa cuando Margaret Thatcher ya no está al mando y se nos presenta a Francis Urquhart, jefe de organización de los Tories. Cuando un nuevo Primer Ministro es nombrado, Urquhart espera que le ascienda de su actual puesto pero el primero se niega. A partir de ese momento, Urquhart va al acoso y derribo del Primer Ministro. Esta serie tiene el calificativo de olvidada ya que muchos han descubierto esta historia gracias al remake americano y no a la original.






¡Madre mía, qué entrada más larga! Cómo he dicho unas líneas más arriba, esta serie puso fin a una conferencia amena, interesante y lo más importante, contó con la complicidad del público. En total dos horas de las series más british, unas que ya conocía y otras que fueron una gran sorpresa. Espero que en un futuro pueda ir a más conferencias de este tipo porque me encantan. Si algunas de vuestras series están en esta lista, espero vuestros mensajes en el blog pero si hay alguna que pensáis que debieron nombrar quiero que me lo digáis en forma de comentario ;)


¡Hasta la próxima!
 







Comentarios

  1. ¿Recordabas todos los adjetivos? ¡Menuda memoria!
    Pues la verdad es que estuvo muy interesante la conferencia y espero poder ir a futuras charlas de Toni de la Torre.

    Por cierto, me apunto tu blog que le he echado una ojeada y está muy bien. A mi también me gustó mucho El lado bueno de las cosas :)

    Un saludo

    Ana

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!
    Ya estoy aquí :-)
    Me ha encantado tu entrada. A la próxima charla me apunto. No veo ninguna de la series de las que se habló, pero por lo que he leído alguna de ellas tiene muy buena pinta. Me las apunto, que tengo ganas de engancharme a una serie de la buenas :-)
    ¡Mil besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapas! Muchas gracias por vuestros comentarios. Me han encantado :) Ana, ¡bienvenida al blog! Me alegra que te haya gustado :) Lo de los adjetivos, estuve toda la conferencia repitiendo mentalmente el adjetivo y el nombre de la serie jeje. Elena, si quieres ver alguna serie te puedo recomendar alguna :) Un beso a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Fantástica entrada. Me apunto la de The Crimson Petal and the White, que no la conocía y tiene una pinta excelente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares