La dama de blanco (The woman in white), de Wilkie Collins







Una trama argumental magníficamente desarrollada, que envuelve al lector en una atmósfera de misterio e intriga. Walter Hartright se traslada a Limmeridge para dar clases de dibujo a Laura, una joven rica heredera sobrina del barón Frederick Fairlie. Poco antes de irse, tropieza con una misteriosa dama vestida de blanco que le habla de Limmeridge y de su propietaria fallecida, la señora Fairlie. Desde el principio Walter siente una gran atracción por Laura, quien está prometida con sir Percival Glyde, que solo busca arrebatarle su herencia. Solo se interpone en su camino la misteriosa dama de blanco. La dama de blanco, inspirada en un hecho real y publicada originalmente por entregas en una revista dirigida por Charles Dickens, ha constituido un éxito ininterrumpido de ventas en todas las lenguas. Todo ello se debe a una trama argumental magníficamente desarrollada, que envuelve al lector en una atmósfera de misterio e intriga; al increíble ritmo narrativo que va imponiendo el autor conforme avanza la historia, y sobre todo a la profundidad psicológica de los personajes y a la gran capacidad descriptiva de ambientes y situaciones. Junto con La piedra lunar ha sido considerada, tanto por el público como por la crítica, una de las mejores novelas de misterio e intriga de todos los tiempos.



¡Hola a tod@s! Hoy vengo con un clásico entre los clásicos: La dama de blanco, del siempre genial Wilkie Collins. No leí esta novela hasta mi adolescencia, pero recuerdo que era una historia que me llamaba mucho la atención cuando era una niña. El motivo de mi interés era debido a su  título ya que siempre me había evocado un gran misterio, y luego la imagen de una mujer totalmente vestida de blanco siempre me hacía pensar en ciertas leyendas urbanas de determinada señorita que suele aparecer por las noches en las carreteras vestida completamente de blanco, para avisar a los conductores despistados de algun peligro. ¡Yo y mi imaginación! Pero dejando las anécdotas a un lado, creo que la obra de Collins es de lectura obligatoria ya que es una obra maestra, pero empecemos por el principio.

A muchas personas lo primero que les suele asustar a la hora de elegir un libro es su grosor. Si el libro es, hablando claro, un tocho, mejor coger otro más “ligero” ya que en ocasiones, nos da miedo que la historia sea muy densa y acabe perdiendo nuestro interés. Sin embargo, con La dama de blanco ocurre lo contrario. Mi edición contiene más de 700 páginas y me la leí en apenas una semana (y eso que tuve que parar un par de días ya que leía del tirón casi 200 páginas y al final terminaba con migraña) ya que la historia es sumamente adictiva.

Veamos, Wilkie Collins nos transporta a la Inglaterra del siglo XIX y lo hace a través de una atmosfera llena de misterio e  intriga y en la que no falta la trama detectivesca. Esta novela está narrada de forma epistolar y a través de los diferentes personajes que nos vamos a encontrar en ella, convirtiendo este tipo de narración en una especie de estrategia para que los conozcamos más a fondo y vayamos posicionándonos a favor o en contra de cada uno de ellos. Esta especie de narración colectiva me ha encantado ya que los he podido conocer mejor y me ha hecho querer a unos y odiar a otros. En La dama de blanco vamos a encontrar diferentes misterios que nos van a tener en vilo de principio a fin, pero a mí lo que más me intrigó fue precisamente la mujer que pone título a este libro. ¿Quién es ella? Collins la describe como una figura  casi fantasmal, espectral, y muchas veces piensas que estás ante una criatura de origen sobrenatural. De hecho, su personaje pone el punto gótico a la novela. Recuerdo que su primera aparición en la historia hizo que me sobresaltara al igual que su protagonista ya que fue una inesperada sorpresa tanto para Walter como para mí:


Había llegado en mi caminata a un punto en que se cruzaban cuatro caminos (…) y ya caminaba por la calzada desierta, fantaseando sin mejor entretenimiento sobre cómo podrían ser las dos damiselas de Cumberland, cuando en un momento determinado se me heló la sangre en las venas al sentir que una mano llegada por mi espalda se posaba sobre mi hombro, tan ligera como inesperadamente.

Allí, en medio de la calzada ancha y bien iluminada por la luna, como si súbitamente hubiera brotado de la tierra o hubiera caído del cielo, me encontré con la figura de una solitaria mujer ataviada de pies a cabeza con prendas de un blanco inmaculado.
 




Mi sobresalto ante esta escena es debido a que el autor te consigue envolver en la trama haciendo que te sientas un personaje más de ella. La historia no te deja indiferente y los personajes tampoco. ¡Cómo me  gustan todos y cada uno de ellos!  Los personajes que ha creado Collins para La dama de blanco son de una gran complejidad y la psicología de cada uno de ellos está muy trabajada y definida. Son una auténtica delicia ya que no son para nada personajes planos y la evolución es espléndida haciendo que nunca pierdas el interés por ninguno. Se podría destacar a cinco de ellos: Walter Hartright, Marian, Laura, sir Percival y el conde Fosco. Obviamente, la dama de blanco también tiene un papel importante, pero no voy a decir nada de ella para mantener el misterio y que seáis vosotros los que descubráis quien se esconde tras este inquietante personaje.

Cuando hablamos de diferentes detectives literarios, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Sherlock Holmes, Hércules Poirot o C. Auguste Dupin, sin embargo, creo que Walter Hartright podría ocupar un puesto en esta lista. Su personaje podría considerarse el protagonista de esta historia y es el que decide poner nombre al misterio (o misterios) que esconde la novela. Por otro lado, tenemos a las hermanas, o medio hermanas, Laura y Marian. La primera se enamora perdidamente de Walter y destaca por su fragilidad y dulzura. Sin embargo, mi personaje favorito es, sin duda alguna, Marian. Para muchos, Walter es el héroe de esta historia, pero para mí la heroína es Marian. ¡Es un personaje maravilloso! Marian es una mujer que no destaca por su belleza, pero eso no significa que no tenga virtudes, al contrario, creo que su personaje, en este sentido, es el que más destaca. Se la puede definir como una mujer fuerte, inteligente, tenaz e  íntegra que hará lo que sea para proteger a Laura. Marian tiene una luz y un carisma muy especiales. Recuerdo que cuando terminé de leer el libro no podía hacer otra cosa que pensar en lo excelente que es su personaje. Estamos ante una gran heroína de la literatura. Por otro lado, tenemos a los dos villanos de la historia: sir Percival y el conde Fosco. El primero, en pocas palabras, se le puede definir como al típico villano que te pone de los nervios y solo esperas que reciba su merecido, pero por otro lado, está el conde Fosco. Creo que, junto a Marian, son los dos personajes más destacables de la novela. En este caso, el conde Fosco es un villano que tiene un encanto muy especial, el lector no sabe si odiarlo o sentir una especie de admiración debido a su maquiavélica inteligencia. Es algo muy raro lo que he experimentado con este personaje ya que sabes que es el villano, pero aun así Collins ha sabido mezclar  maldad y carisma a partes iguales haciendo que te sientas confundido por este diabólico conde. Si Marian es una gran heroína, el conde Fosco es uno de los grandes villanos que podemos encontrar. Simplemente, genial.




La dama de blanco es un libro que contiene un aura de misterio e intriga que te mantendrá en tensión durante toda su lectura y la historia de amor que se nos presenta tiene un aire melancólico que encaja perfectamente con la atmosfera de la novela. La construcción de los personajes es soberbia y nos encontraremos con grandes villanos a los que odiaremos y grandes héroes que tendrán toda nuestra admiración. Una novela que no pierde el ritmo en ningún momento y su lectura es adictiva. Os la recomiendo muchísimo ya que el maestro Collins no defrauda.
 

¡Hasta la próxima!


10/10 

 

Comentarios

  1. No conocía este libro y ahora tengo muchas ganas de leerlo, gracias por descubrírmelo.
    ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡De nada, Chechu! Y si en un principio lo ves muy largo, no desdesperes :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el misterio y el suspense. No he leído a Collins, pero debo hacerlo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Si te gusta el misterio y el suspende, este es tu libro :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Precisamente ahora se lo está leyendo mi madre. Al final tendrás que darme más recomendaciones porque se las está leyendo todas jajaja
    A ver si algún día me pongo con alguna de ellas, la verdad es que leyendo esta entrada me han entrado ganas de empezar el libro!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana!

      jajaja Tu madre es toda una lectora ;) Espero que le esté gustando :) Pues cuando quieras te digo alguno más. ¿Le gusta Kate Morton? Precisamente estas próximas semanas subiré las reseñas de las dos novelas que me faltan de esta autora. Es una autora actual, pero escribe historias situadas entre el siglo XIX o principios del XX y la guerra siempre suele jugar un papel importante. A mí me gusta mucho :) De momento, solo ha publicado 4 novelas.

      ¡Un beso!

      Eliminar
    2. Me ha dicho que ha leído alguno pero no sale cual, tiene una memoria terrible jajaja y sí, ella debora libros que da gusto xD sino ya me miraré otras reseñas que hayas hecho y me los bajo y ella va leyendo jeje

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola Laura!!
    'La dama de blanco' fue el primer libro de Wilkie Collins que leí y quedé fascinada por este autor, por su forma de escribir y su capacidad para crear tamaña atmósfera de misterio e intriga y unos personajes tan geniales. ¡¡Y mira que yo no soy muy amante de los libros de misterio!! También escogí el libro por su bonita portada y ese título y mira, no sabía que me iba a encontrar con esa joya. Yo también recomiendo mucho mucho este libro.
    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola, Raquel!!

    A mí me gusta muchíiisimo el misterio, no te lo puedes llegar a imaginar. Y la novela negra también me gusta mucho. Soy una criminóloga frustrada jaja Este libro también es el primero que leí de Collins y hace unos meses tuve la oportunidad de leerlo otra vez y me encandiló como la primera vez. Ahora me encantaría ver la miniserie que la BBC hizo de esta novela :) ¡Espero hacerlo pronto!

    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no sabía que había una miniserie. Tendré que buscarla porque siendo de la BBC seguro que merece la pena. Muchas gracias por el descubrimiento!!!

      Eliminar
    2. De nada, Raquel :) Ahora no sé si son tres o cuatro episodios y los puedes encontrar en YouTube :)

      Eliminar
  9. Ole por esta reseña Laura!! Me ha encantado leerla porque das en el clavo con uno de mis libros preferidos!! Es como bien dices una novela adictiva, a mí me pasaba como a ti que tenía que dosificar porque se me caían hasta las pestañas ajjajaja pero es que quién se puede resistir a saber qué más pasaba en una trama tan fascinante!!!

    Es que Wilkie Collins es absolutamente genial y este es un libro imprescindible!! Esa trama, esos personajes, como al final encaja todo,... es un novelón que hay que leer sí o sí!!!! Y estoy contigo el personaje de Marian es fabuloso, una mujer fuerte y noble e inteligente y con grandes sentimientos... una heroína de lujo!

    Ay qué gran libro, gracias por traérmelo de nuevo con tu reseña!!! Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, tus comentarios siempre me arrancan una sonrisa :) Esta novela es una de mis favoritas debido a la gran historia que cuenta, pero sobre todo a los personajes que se encuentran en ella ya que están muy bien construidos y son muy atrayentes. Y Marian es tan magnífica!! La adoro!!

      Por cierto, espero que fuera muy bien el evento de ayer. Vi vuestras fotos como dama Austenitas y estábais espectaculares y muy guapas :)

      Un beso muy grande!!

      Eliminar
  10. ¡Qué gran recomendación nos traes esta vez!

    Qué se puede decir de Marian, excepto que es un personaje fantástico: sin duda es la gran heroína de la obra. El duelo intelectual que establece con el conde es lo que más fuerza le da a esta novela.

    Wilkie Collins es un autor que me gusta cada día más, porque trataba temas bastante modernos para su época (y diría que su estilo de vida también lo era).

    Me encanta leerte :-).

    ResponderEliminar
  11. Ay, me acabo de poner colorada con tu comentario. ¡Muchas gracias por tus palabras! La verdad es que Marian para mí supuso todo un descubrimiento. Es un personaje que tiene un desarrollo maravilloso y ella también lo es :) Me alegra ver que un personaje femenino tan bien estructurado está escrito por un hombre. Creo que ella es la verdadera heroina de la historia.

    Collins es un autor que admiro mucho y estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que dices sobre él.

    Tendría que haber escrito sobre esta novela mucho antes, pero siempre se ponian por delante otros libros. Más vale tarde que nunca ;)

    ¡Un beso muy grande y muchas gracias otra vez!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares