Outlander: La novela vs La serie





Siempre desaparece gente. Preguntad a cualquier policía. Mejor aún, preguntad a cualquier periodista: Las desapariciones son moneda corriente para los periodistas. Las jóvenes escapan de sus casas. Los niños se  pierden y jamás vuelven a verse. Las amas de casa llegan al límite de sus fuerzas y cogen el dinero de la comida y un taxi a la estación. Financieros internacionales cambian sus nombres y se desvanecen en el humo de cigarros importados. Algunos de los desaparecidos son encontrados, vivos o muertos. Después de todo, las desapariciones tienen explicaciones. Casi siempre.

¡Hola a tod@s! Este año no he prestado mucha atención a las diferentes series que se han estrenado ya que he estado muy ocupada con mi último curso universitario. De vez en cuando, escuchaba a mis compañeros de la facultad hablar sobre las series que estaban viendo y, de entre todas ellas, se me quedó una grabada en la cabeza: Outlander. Sinceramente no sé por qué pasó ya que solo me dijeron que era una serie que transcurría en la Escocia del siglo XVIII y poco más. Pero bueno, a quien quiero engañar, las historias de época me encantan y esta, no sé por qué, tenía la corazonada de que me iba a gustar. Así que me prometí que cuando llegase junio le daría una oportunidad. Sin embargo, la curiosidad me pudo y me puse a investigar un pelín antes para descubrir que Outlander es una saga literaria firmada por Diana Gabaldón (¡hasta la fecha hay 8 libros!) en la que se narran las aventuras de Claire Randall/Fraser, una mujer del siglo XX que, por accidente o por el destino, viaja a las tierras escocesas del siglo XVIII (sí un viaje a través del tiempo en toda regla) y a partir de ahí tendrá que empezar desde cero. Sin embargo, y a pesar de la más que tentadora trama, estaba más interesada en la serie que en el libro porque ya tenía (y tengo) bastantes novelas esperándome y no quería alargar más mi lista de espera. Así que, y esto os lo digo de corazón, si tenéis muchos libros que os están esperando, por favor, no vayáis a una biblioteca ya que eso puede ser vuestra perdición (aunque muchos de vosotros esto ya lo sabréis) y es precisamente lo que me pasó a mí. Fui a la biblioteca a por un libro y me llevé tres, entre ellos Outlander. No me pude resistir y lo cogí de inmediato. Si es que no aprendo… ¡parezco una principiante! Así que… ¿su lectura valió la pena? ¿Y la serie? Para despejar todas estas dudas os dejo a continuación mi opinión sobre la novela de Gabaldón y su adaptación televisiva.

La novela

La novela de Diana Gabaldón nos sitúa en 1945, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, para presentarnos a la pareja formada por Frank y Claire Randall, un profesor y una enfermera, que tras varios años separados por la guerra, por fin se reencuentran. El matrimonio, antes de empezar otra vez con la rutina de su vida, decide pasar unos días en Escocia para vivir una segunda luna de miel. Sin embargo, esta segunda oportunidad que el matrimonio llevaba esperando desde hacía tanto tiempo será el inicio de un misterio ya que Claire es abducida (sí lo sé a primera vista puede sonar ridículo) por unas extrañas y misteriosas piedras que la llevarán al siglo XVIII. Una vez allí tendrá que adaptarse a una nueva e inesperada vida llena de peligro y de violencia en la que las mujeres no podían valerse por sí solas. Nada más llegar, Claire está a punto de ser atacada por Jack Randall, más conocido como Black Jack, un capitán inglés que resulta ser el antepasado de su marido Frank. Cómo podéis pensar esto impactará mucho a Claire ya que se encuentra con un antepasado del que había escuchado hablar casualmente unos días antes de su desaparición. Además, para rizar más el rizo, el inglés es físicamente idéntico a su amado esposo. No obstante, la idílica imagen que Frank le había pintado de Jack dista mucho de la realidad ya que este intenta atacar a Claire y más tarde se proclamará como el gran villano de la historia. Sin embargo, no todo iban a ser malas noticias ya que la protagonista es rescatada por el clan escocés MacKenzie y, poco a poco, se tendrá que ir adaptando a su nueva vida, aunque eso no signifique que no aproveche cualquier oportunidad para volver a esas misteriosas piedras que la abdujeron ya que estas pueden servir como canal de vuelta a su vida anterior. La nueva vida de Claire no será un camino de rosas ya que los MacKenzie sospechan que su nueva inquilina podría ser una espía de los ingleses y esto despertará algunas desconfianzas. A pesar de este constante estado de tensión y de desconfianza, poco a poco se irá creando una preciosa historia de amor protagonizada por Claire y Jamie Fraser, uno de los miembros del clan. En su romance no faltarán, obviamente, el amor y la pasión, pero también la tragedia, aunque esto último lo tendréis que descubrir por vosotros mismos.


La novela de Gabaldón es bastante extensa ya que está compuesta por poco más de 700 páginas y está narrada en primera persona desde el punto de vista de Claire, convirtiéndose, de esta manera, en nuestra guía. Al principio estuve a punto de devolverla a la biblioteca porque la empecé la semana antes de la defensa oral de mi trabajo de fin de carrera y pensaba que no iba a tener tiempo para leer ya que me tenía que concentrar en mi exposición, pero la tentación me pudo y una vez que la empecé no pude parar. Solo os digo que cuando estaba preparando mi defensa contaba los minutos que me faltaban para volver a Jamie y Claire ya que eran dos personajes que se habían ganado todo mi cariño. 

Gabaldón va desmenuzando poco a poco la historia de sus personajes para que te vayas adentrando en su mundo. Se podría decir que es como una especie de enamoramiento en el que poco a poco vas descubriendo momentos, historias y pequeños detalles que te cautivan página tras página y al final no puedes dejar de pensar en ellos. He leído que muchos lectores se han quejado de que la historia de amor tarda bastante en arrancar pero, desde mi punto de vista, creo que debe ser así ya que para que la historia sea verosímil Claire debe ir asimilando poco a poco su nueva situación e ir aceptando sus sentimientos hacia Jamie, ya que no debemos olvidar que ella ha dejado en el siglo XX a un marido del que estaba muy enamorada y con el que intenta regresar en más de una ocasión. Por lo tanto, es normal retratar a Claire como una mujer confundida por todo lo que está ocurriendo a su alrededor.

Se podría decir que Outlander está dividida en tres partes. En la primera parte conocemos el mundo de la Escocia del siglo XVIII, sus intrigas políticas y los personajes que habitan en él. La segunda está centrada en la historia de amor entre Jamie y Claire y gracias a esto conocemos mucho más en profundidad a estos dos personajes. Por último, en la tercera y última parte la oscuridad gana terreno de la mano de Jack Randall, un personaje que está solo físicamente presente en algunos capítulos de la trama, pero que será el responsable de los momentos más tenebrosos de la historia y ese miedo que infunde en su pareja protagonista también se traslada al lector.

Lo bueno que tiene esta novela es el hecho de que el lector se involucra en la historia y se preocupa por los personajes y en este caso, me centraré en el trío protagonista formado por Claire, Jamie y Jack. Nuestra protagonista y narradora de esta historia es una mujer fuerte e independiente que tendrá que aprender a vivir en un mundo en el que las mujeres tienen un papel secundario. Claire es el alma y el corazón de Outlander. La novela es ella y es un personaje que poco a poco va calando hondo en el lector siendo un placer ser testigo de su extraordinario viaje. Jamie Fraser es un personaje que me cayó bien desde un principio, fue una especie de flechazo. Los hombres de su clan (y los que no son del clan) tienen una actitud impulsiva, son rudos y en ocasiones violentos, aunque en algunos momentos él también muestra este tipo de comportamiento. Sin embargo,  se podría decir que Jamie destaca por su romanticismo y nobleza. Reconozco que, en ocasiones, veía un poco exagerado su romanticismo supremo, pero el joven Jamie es mucho más que un chico enamorado ya que es un personaje que arrastra consigo demonios del pasado y estos se van descubriendo a medida que la historia avanza haciendo de él un personaje de lo más interesante. Por último, tenemos a Jack Randall, el gran antagonista de la historia y uno de los personajes más repugnantes, pero a la vez interesantes, que hay en el libro. Odio muchísimo al antepasado de Frank, pero como personaje es un diez ya que oculta una gran complejidad y no puedes entender como una persona puede tener tanto sadismo y tanta maldad. No hay nada que me guste más que un villano bien construido.

La novela de Gabaldón te atrapa poco a poco para hacerte sonreír, emocionarte, enfadarte y estremecerte en su parte final. Su prosa es sencilla, pero a la vez sofisticada y sus personajes están muy bien definidos. La historia de amor es importante, pero detrás de este romance hay mucho más ya que nos adentramos en un mundo lleno de intrigas y de violencia, que nos hace ver cómo era vivir en la Escocia de hace tres siglos. Sin embargo, lo que nunca tenemos que olvidar es que esta primera parte de la saga es la historia de Claire y tengo que decir que es una novela maravillosa ya que es la historia de cómo reencontrarse con uno mismo.

La serie

A diferencia de otras series, como es el caso de Juego de Tronos, cuando empecé a ver Outlander ya sabía lo que iba a pasar debido a la lectura previa del libro. ¿Está la adaptación televisiva a la altura de la novela? ¡Y tanto que sí! Ver esta serie es como estar leyendo el libro otra vez. Esta primera temporada está compuesta de 16 capítulos de aproximadamente una hora de duración cada uno y se me han pasado volando. Empecé a ver la serie a mediados de julio, la acabé el pasado sábado y todavía la tengo en mi cabeza, pero antes de que me anticipe a los acontecimientos empezaré desde el principio.

Ha sido muy emocionante ver como los personajes del libro cobran vida en la pantalla y recrean cada una de las páginas que has leído. Es una adaptación muy fiel a la obra y aunque hay algunas cosas que se han modificado, como es normal, creo que los lectores debemos estar muy satisfechos ya que se ha logrado captar el espíritu de la novela.

Con una fotografía maravillosa y una banda sonora romántica y lírica basada en la música celta, la serie nos lleva de vuelta a esa Escocia de leyendas que muchos de nosotros hemos imaginado más de una vez. Una auténtica maravilla.



Los actores han hecho justicia a los personajes y en esta ocasión, voy a centrar otra vez mi atención en su trío protagonista. La actriz de origen irlandés, Caitriona Balfe, da vida a Claire y lo ha hecho de manera magnífica ya que la intérprete ha sabido captar la fuerza del personaje y los conflictos por los que pasa durante toda la historia. Sin embargo, reconozco que durante los primeros cuatro episodios me costó simpatizar un pelín con ella aunque eso cambió poco tiempo después. Claire es un personaje que ha pasado por mucho y finalmente se ha ganado toda mi admiración. El segundo personaje de este triángulo es Jamie Fraser, encarnado por el escocés Sam Heughan. Este actor ha sabido captar el romanticismo y la caballerosidad del pelirrojo a la perfección y es un personaje que enamora desde el primer momento. Heughan ha ofrecido una interpretación buena durante la temporada aunque en algunas ocasiones veía algunas de sus reacciones un poco forzadas. Sin embargo, me he olvidado de esto al ver su interpretación en los dos últimos episodios, aunque esto lo comentaré a continuación con el personaje de Black Jack.




El inglés Tobias Menzies es el encargado de dar vida a dos personajes completamente opuestos: por un lado interpreta a Frank Randall, el esposo de Claire y por otro lado; es también el elegido para ponerle rostro al temible Black Jack. Menzies ha hecho un trabajo soberbio con sus dos personajes ya que consigues simpatizar con Frank, pero por otro lado consigues odiar con todas tus fuerzas a Jack. Por lo tanto, hay que reconocer que el actor ha hecho un gran trabajo al crear en el público sentimientos tan dispares ya que ambos personajes comparten su rostro y en ningún momento los identifiqué como a la misma persona. Frank es bondadoso y Jack es temible e inquietante. Para aquellos que hemos leído el libro, sabemos que el diabólico Randall no aparece en todos los capítulos, pero aun así su presencia, a pesar de no ser física, es constante y la sientes en todo momento como una amenaza que está apunto de surgir de cualquier sombra. Los dos últimos episodios de la temporada son los que alcanzan el punto más dramático de la historia y estos están protagonizados por Jack y Jamie. He de felicitar a ambos actores ya que ofrecen unas interpretaciones estremecedoras y por este motivo, me quito el sombrero ante Heughan y Menzies. Sabía lo que iba a ocurrir al final de la temporada y por ese motivo, a medida que iba avanzando me iba poniendo cada vez más nerviosa al saber lo que me esperaba. Las escenas que estos dos personajes comparten en los dos últimos episodios son más gráficas que las del libro ya que la novela está narrada por Claire, pero la heroína de la historia no está en estos momentos y los guionistas nos muestran, con escenas muy gráficas, lo que ocurre entre los dos hombres. En el libro esto lo vivimos de manera indirecta, pero en la serie es todo lo contrario.  Son unas escenas muy violentas y con una gran carga emocional que me impactaron por su crudeza.


Al acabar la temporada con estos dos episodios tan duros me di cuenta del gran viaje que los personajes habían experimentado y lo más bonito es que tú también has sido parte de él. Así que cuando una serie o un libro produce esta sensación en ti eso significa que ha cumplido su objetivo ya que se queda contigo y Outlander, tanto la serie como el libro, lo ha conseguido.

Si este verano queréis leer una novela que mezcle historia, romance, drama y aventuras entonces la novela de Gabaldón es la indicada. Si no te apetece leer, pero si ver una historia que reúna las características nombradas al principio de este párrafo, pues ya sabes lo que tienes que hacer.

Por mi parte, ya he encargado a la biblioteca el segundo volumen de esta saga y estoy esperando al 2016 para volver a sumergirme en esta apasionante historia cuando su segunda temporada llegue a nuestras pantallas.

Tanto a la novela como a la serie les otorgo un 10/10.

¡Nos vemos en unos días!



Comentarios

  1. Empecé a ver esta serie y me estaba gustando un montón pero luego anduve desconectada y perdí el hilo. Un día hablando con Magrat estuvimos comentado la serie y le pedí que me hablara del final y ayyyyyy no lo esperaba para nada. Qué mal todo!!

    Lo que sí es cierto es que está muy bien hecha tanto la ambientación, como los actores... a ver si para la segunda temporada como fuerzas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jane!

      Sí el final es bastante fuerte. Yo me enteré de lo que pasaba en mayo, antes de leer la novela y ver la serie y me quedé muerta. Es más duro en la serie que en la novela. Tuve que taparme los ojos en algunas partes...

      Es verdad que está muy bien hecha y la fotografía es preciosa :) Los actores me han encantado y Sam Heughan es mi nuevo amor platónico jeje

      ¡Un beso muy grande!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Laura!

    La verdad es que el verano pasado se habló muy bien de la serie pero nunca me animé a empezarla ya que el punto de partida tampoco me llama mucho la atención... Aunque si la pones tan bien y por lo que se ve hay más historia a parte de la trama amorosa, habrá que ponerla en pendientes.

    No tenía ni idea que había 8 libros, hay serie para rato jajaja

    ¡Un placer como siempre leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana!

      Cuando vi que había 8 libros me entró un patatús jajaja Han dicho que habrá un noveno, que en un principio es el último, pero debido al éxito que están teniendo ahora dicen que habrá más xD Espero que no pase como con Juego de Tronos.

      A mí me ha gustado mucho porque ya sabes que todo lo relacionado con UK me encanta. Encima es de época y el protagonista es guapísimo jajaja Aunque esto ya va aparte ;) No, en serio, creo que está muy bien escrita y las actuaciones son muy buenas, en especial quiero destacar al malo de Jack Randall ya que Menzies ofrece una interpretación 10 :)

      ¡Un beso muy grande y gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Hola, una pregunta la serie sigue exactamente los libros? es decir, la temporada uno coincide con el libro forastera, la segunda con atrapada en el tiempo o en la segunda temporada sigue con el primer libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Fer!

      Cada temporada equivale a un libro :) La primera temporada se basa en Forastera; la segunda en Atrapada en el tiempo y las dos próximas temporadas, ya están confirmadas, se basarán en Viajera (tercera temporada) y Tambores de otoño (cuarta entrega. Sin embargo, cuando la segunda temporada empezó su emisión se rumoreó que Viajera, al ser tan complejo, iba a dividirse en dos temporadas, pero finalmente seguirá la misma estructura que sus predecesoras: un libro es igual a una temporada.

      Si no has visto la serie te la recomiendo porque es genial y la primera temporada es bastante fiel a la novela. La segunda se ha tomado algunas licencias, pero también me ha encantado :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Hola Laura:
    No he leìdo los libros pero sì he visto las dos temporadas de la serie. Me ha encantado. He llorado, reido y sobre todo me he enamorado de esos dos personajes tan "especiales" como son Claire y Jaimie.
    En tus comentarios dices que las tercera y cuarta temporadas estàn confirmadas. No encuentro nada al respecto en internet. Sabes si finalement las anularon o si no, si hay una fecha programada de emisiòn?
    Gracias y felicidades por tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marta!

      Mira, me escribes en el momento perfecto, ¡porque este domingo 10 de septiembre vuelve Outlander con su tercera temporada! No te preocupes porque la serie tiene cuerda para rato :) Te paso el link en el que se confirman las temporadas 3 y 4. ¡Muchas gracias por tus palabras acerca del blog!

      ¡Un abrazo!

      http://www.denofgeek.com/uk/tv/outlander/41131/outlander-renewed-for-seasons-3-and-4

      Eliminar
  5. holaaa !!

    tengo una pregunta, vi las dos primeras temporadas y estoy desesperada por la tercera y quiero leer el tercer libro pero no se si sera igual mas menos al libros como en las otras temporadas, leo el libro o espero la serie ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sofía!!

      En mi caso he podido leer los tres primeros libros (el cuarto está al caer) y puedo decir que las dos primeras temporadas están muy bien adaptadas. De la tercera aún no te puedo decir nada porque sólo han emitido dos capítulos, pero Outlander es una serie que adapta muy bien las novelas de Gabaldón, incluso ha habido escenas que las han recreado tal y como yo las había imaginado mientras leía los libros. Si te gusta leer primero la novela y luego ver la serie adelante, pero también hay personas que primero ven la serie/película y luego leen el libro en cuestión para comparar. Eso ya depende de ti :) Con Outlander siempre he empezado con los libros y la verdad es que valen mucho la pena :) Eso sí el tercer libro consta de 1021 páginas, por lo tanto es un pelín largo, y va a ser un reto adaptarlo porque pasan muchas cosas ;)

      Para cualquier pregunta que tengas estoy aquí :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares