The Dark Knight Rises: Adiós a un héroe de carne y hueso





Ayer por la noche fui a ver al cine The Dark Knight Rises, la última entrega del hombre murciélago, dirigida por Christopher Nolan. He de decir que salí emocionada de la sala y tenía muchísimas ganas de escribir una reseña, aunque fuesen las tantas de la noche. Sin embargo, he decidido esperar hasta ahora para poder asimilar y analizar de una manera más fría la despedida de Bruce Wayne y su alter ego Batman.

Si analizamos la historia, podemos decir que The Dark Knight Rises es puro entretenimiento. Con una primera escena espectacular, Christopher Nolan consigue mantener al espectador pegado a su butaca. A continuación, muchos espectadores pueden pensar que al desarrollo de la película le falta un poco de chispa. Sin embargo, esta flaqueza queda compensada con las vertiginosas escenas de acción y una potente banda sonora que harán las delicias de muchos. Por último, la última media hora de metraje cierra el círculo y lo hace de manera espectacular, épica y emotiva. Christopher Nolan consigue que te metas en la historia y no te suelta hasta que la pantalla vuelve a fundirse en negro

Inevitablemente, muchos compararán esta última entrega con The Dark Knight. He de decir que la segunda parte de esta trilogía es la mejor de las tres ya que goza de dos virtudes que la última entrega no tiene: un buen desarrollo de los personajes y una historia compleja con un gran guión detrás. A The Dark Knight Rises le falta un poco para llegar al nivel de su antecesora pero en absoluto decepciona. Desde mi punto de vista personal, muchos de nosotros hemos puesto las expectativas muy altas alrededor de esta película. Por lo tanto, si queremos disfrutar plenamente de esta historia, no debemos compararla con The Dark Knight.

Por otro lado, esta última entrega ha introducido una serie de nuevos personajes. En total, el reparto lo conforman ocho actores entre los cuales podemos encontrar a cuatro ganadores del premio de la Academia de Hollywood (Christian Bale, Morgan Freeman, Michael Caine y Marion Cotillard), dos nominados (Gary Oldman y Anne Hathaway) y por último, Tom Hardy y Joseph Gordon-Levitt. Por lo tanto, un reparto espectacular.

Christopher Nolan (centro) con los protagonistas de la película (fuente: All about Anne Hathaway)

Christian Bale, en su papel de Bruce Wayne/Batman, ofrece su mejor interpretación como el héroe de Gotham. He leído muchas críticas en las que se dice que Bale mejora su interpretación entrega tras entrega y en esta ocasión, este actor galés ofrece una gran interpretación de su personaje. En esta película vamos a ver a un hombre atormentado, hundido y deprimido que cree no tener salida mostrándonos de esta manera, una faceta mucha más cercana, vulnerable y humana del hombre que se esconde tras la máscara.

Michael Caine, Morgan Freeman y Gary Oldman están sensacionales en sus personajes. Estos tres actores nos han acompañado desde Batman Begins y es imposible no haberles cogido cariño. Los tres, de alguna manera, representan la conciencia y el lado humano de Batman. Sin embargo, en esta entrega, Michael Caine se merece una mención especial como Alfred ya que ofrece una interpretación que emociona y de algún modo, su personaje representa al público que está en la sala de cine.

Tom Hardy, como el villano de esta historia, impacta desde el principio por la brutalidad de su personaje. En muchas de las escenas en las que aparece, el espectador puede ponerse tenso ya que no sabe como va a actuar. Sin embargo, no consigue hacer sombra a Heath Ledger ya que los matices y el carisma que el actor de Brokeback Mountain aportó a su mítico Joker no los encontramos en el Bane de Hardy. Esto no quiere decir que Bane sea un mal villano, todo lo contrario, es un personaje violento y brutal que encaja a la perfección en la historia, pero el legado dejado por Ledger es muy difícil de superar.

Joseph Gordon-Levitt es un actor que hay que seguir muy de cerca porque dará mucho que hablar en el futuro (ya lo está haciendo). Para mí, tanto el actor como su personaje son la revelación de esta última entrega. Como Blake, ofrece una maravillosa interpretación de un policía idealista que todavía cree que el bien y la justicia son posibles. Su personaje es todo un misterio y es una parte importante de la historia.

Por último, están las dos nuevas incorporaciones femeninas de esta entrega: Marion Cotillard y Anne Hathaway. De la primera, he de decir que soy una gran seguidora de su trabajo ya que en ella se puede ver la clase y la sofisticación de las grandes estrellas del viejo Hollywood, sin decir que es una actriz con un gran talento. Sin embargo, en esta película su personaje se ve muy reducido y a esto hay que añadir que su interpretación no está a la altura de lo que yo me esperaba de ella. Cotillard interpreta a Miranda Tate, una filántropa con tintes ecologistas que vive dedicada a las energías renovables y se convierte en el interés amoroso del protagonista. Se ha especulado mucho sobre el rol de Cotillard en esta última entrega ya que muchos dicen que su personaje guarda un gran secreto. ¡La única solución para saber si estas especulaciones son ciertas es viendo la película! Por último, nos encontramos a la Catwoman de Anne Hathaway y he de decir que nunca he logrado congeniar del todo con este personaje. Muchas veces lo he intentado pero no he podido. Sin embargo, con la Catwoman de esta actriz me ha ocurrido todo lo contrario. Obviamente, esta no es la Catwoman que mucha gente ha leído en los cómics ya que se podría decir que es una reinvención del personaje a manos de Nolan y muchos, en un principio, no estaban de acuerdo con la elección de esta actriz para tan icónico personaje. Sin embargo, Hathaway me ha sorprendido gratamente. Junto con el personaje de Joseph Gordon-Lewitt, es una de las grandes sorpresas en esta última entrega y para muchos su personaje es, como popularmente se conoce, una roba escenas. En este sentido, tengo que estar de acuerdo ya que la actriz borda su papel como esta anti heroína de dudosa moral pero que a la vez esconde una humanidad con la que parece no sentirse cómoda. Su personaje aporta frescura a una historia oscura y compleja.

Me gustaría terminar esta crítica desde mi punto de vista personal y sin fijarme en interpretaciones, guiones o efectos especiales. El primer recuerdo que tengo de Batman es a principios de los noventa cuando vi por primera vez la versión de Tim Burton con el gran Jack Nicholson como el Joker. Después vi su secuela pero cuando llegó Joel Schumacher y sus adaptaciones del hombre murciélago, en ese momento, decidí dejar de ver estas películas y de creer en este personaje ya que no era el héroe que yo recordaba. Bruce Wayne y su Batman carecían de dignidad y respeto. Sin embargo, en 2005 Christopher Nolan llegó y revolucionó a muchos con su versión del hombre murciélago ofreciendo una imagen súper realista del popular personaje. En estas tres entregas, nos encontramos ante un reparto muy humano y creíble con el que la gente se puede sentir identificada. Incluso los villanos ofrecidos por Nolan pueden ser perfectamente los villanos que nos podemos encontrar hoy en día. He de decir que esta franquicia va a ser mi referencia a la hora de pensar en Batman y todo su universo. Esta saga ha formado parte de mi vida durante siete años y me ha ayudado a apreciar y a entender mejor la manera de hacer cine. Nolan nos ha mostrado a un superhéroe de cómic muy diferente al que mucha gente está acostumbrada a leer. Bruce Wayne no tiene súper poderes que le hacen invencible y no viene de otro planeta. Es un ser humano como cualquiera de nosotros y de esta manera, el personaje creado por Bob Kane nos hace creer que cualquiera de nosotros puede llegar a ser un héroe. Además, otra de las características que hacen de este personaje un héroe muy especial es que Batman es un héroe por elección y no por destino. Por lo tanto, y para finalizar esta reseña, con The Dark Knight Rises se cierra de una manera perfecta una etapa en la historia del hombre murciélago. El héroe de Gotham recupera su puesto en lo más alto y nosotros nos tenemos que despedir de él. Adiós, Batman.

¡Hasta la próxima!


9/10





Comentarios

  1. La cinta es prácticamente perfecta, como cierre de la trilogía no pudo haber quedado mejor, todo encaja a la perfección y la trama te mantendrá pensando en cómo se podría solucionar lo cual es un gran logro hoy en día. El Caballero de la Noche fue un final más épico de lo esperado no dejen de verla.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Sofia! Muchas gracias por comentar la entrada que inauguró mi blog :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares