Canción de Hielo y Fuego (V): Danza de Dragones



¡Hola, chic@s! El verano ya llega a su fin, ¡y ya estoy contando los días para que vuelva otra vez! Durante las vacaciones he leído bastante y todas estas historias irán viendo la luz durante el último trimestre del año. Hoy, empieza el nuevo curso 2019-2020 del blog y quiero darle inicio con la quinta entrega de una de las sagas más conocidas de la literatura: Canción de hielo y fuego (Juego de Tronos). La quinta novela lleva como título Danza de dragones y, curiosamente, esta se puede leer en paralelo con Festín de cuervos, la entrega anterior, ya que ambas fueron concebidas como un solo libro, pero debido a su extensión, el bueno de George decidió dividir la trama en dos novelas diferentes. Mientras que Festín de cuervos se centraba en esos interesantísimos personajes que desde hacía tiempo pedían a gritos poseer sus propios capítulos, como Cersei y Jaime Lannister, en Danza de dragones volvemos a retomar a los otros grandes protagonistas de la saga: Daenerys, Jon y Tyrion, entre otros. La quinta entrega de la saga cuenta con más de 1000 páginas y, siempre que tengo en mis manos un tochazo de estas dimensiones, espero que su contenido sea interesante y me entretenga porque si no es así me cuesta mucho mantener mi ritmo de lectura. Había leído reseñas dispares acerca de esta novela, así que no me lo pensé más y cogí el libro de la biblioteca. Mi reto era leerme todos los libros de la saga publicados hasta la fecha (¡reto conseguido!), ¿pero habrá valido la pena? ¡Empecemos!

Danza de dragones nos trae de vuelta a esos personajes que tanto echamos de menos en Festín de cuervos. En esta entrega vemos cómo el reinado de Daenerys en Meereen se ha convertido en una pesadilla y la valiente reina se ve rodeada de enemigos y conspirados. Mientras la joven Targaryen lucha contra sus propios demonios, Tyrion, el benjamín de los Lannister, busca refugio en un nuevo e incierto destino tras huir de Desembarco del Rey ya que muchos lo consideran el culpable de la muerte de su (muy odioso) sobrino Joffrey. Y mientras la reina dragón y el león fugitivo están librando su particular batalla, una amenaza se cierne sobre el Norte y para la que el siempre valeroso Jon Nieve buscará soluciones para evitarlo.

Esta nueva entrega me ha tenido enganchada a sus páginas ya que si en Festín de cuervos noté cómo la trama de la serie y las novelas se iban separando cada vez más, esta Danza de dragones confirma lo que ya era un secreto a voces. Hay tramas que, obviamente, hemos visto en la serie de HBO, pero por otro lado hay otras historias que, o bien han sido modificadas, o son completamente nuevas. Esto ha hecho que aprecie mucho más a Martin, porque la trama cada vez se está volviendo más rica y está llena de matices. Ha habido algunos capítulos que he terminado con la boca abierta porque no me creía lo que acababa de leer, y pensaba que si ciertos personajes hubiesen sido incluidos en su versión para la pequeña pantalla, esta tendría que haber tenido unas cuantas temporadas más. Si comparamos la novela con la serie, en la primera apreciamos y profundizamos mucho más en su mitología y la evolución de sus personajes. Siempre que escribo una reseña de las novelas de Canción de hielo y fuego destaco la prosa de su autor porque es una gozada leer cómo narra todo este rompecabezas que cada vez se está volviendo más emocionante. Ha sido curioso leer esta novela una vez la serie ha llegado a su fin, porque hay algunos momentos que son muy irónicos y otros que podrían ser vistos como un presagio. Eso sí hay algunos personajes que en los libros aún siguen vivos, pero no en la serie, así que no sé el camino que cogerá la historia.

Fuente: Pinterest

En cuanto a los personajes y sus tramas diría que las que más me han gustado han sido las del Norte. Me gusta mucho el Jon Snow de los libros porque noto en él más fuerza y determinación que en su versión televisiva. Por otro lado, Tyrion, para mí el protagonista dorado de la saga, ha perdido fuerza en esta entrega. Curiosamente, abandonar Desembarco del Rey le ha venido mal tanto en los libros como en la televisión y esa astucia y estrategia que tiene no se dejan ver muy a menudo. Algunos de sus capítulos se me han hecho un poco densos y me ha decepcionado tener esta sensación con un personaje que, hasta ahora, me había deleitado cada vez que aparecía en escena. Por último, quiero hacer una mención a Theon Greyjoy. Siempre hablo de Sansa (de ella destaco, de momento, a la Stark de Sophie Turner) y Jaime como dos de los personajes más interesantes de esta epopeya, pero Theon también debe llevarse este honor. Su progresión es asombrosa y en Danza de dragones vuelve para mostrarnos una personalidad completamente diferente a la que nos tenía acostumbrados. El hombre engreído y cínico pasa a ser un individuo consumido al que le han quitado todo, incluyendo su identidad. Me ha gustado mucho cómo Martin, en cada capítulo protagonizado por Theon, no ponía el nombre del personaje como tal, sino que los capítulos llevaban como título el estado emocional de Theon en ese momento. Su viaje ha sido muy interesante y quiero saber más de él, bueno, y de todos, en Vientos de invierno.


Danza de dragones es una novela que me ha entusiasmado por los eventos que ha mostrado y es emocionante ver cómo el libro se separa cada vez más de la serie, y a pesar de saber cómo acaba la historia, no tengo ni idea de lo que nos espera en los libros. Personalmente, creo que tendrá el mismo final, pero el camino para llegar hasta ahí puede ser muy diferente. ¡Aunque nunca se sabe! Solo sé que siempre es un placer volver al mundo de épica y fantasía creado por el autor de New Jersey. Ha sido una lectura nostálgica porque muchos lectores hemos llegado al final de la travesía a través de la serie de televisión, pero los personajes del libro aún no lo han hecho.

Hace casi dos años me propuse leer todos los libros de la saga y me siento muy orgullosa de haberlo conseguido, así que ahora sí que puedo decir: ¡GEORGE, PUBLICA VIENTOS DE INVIERNO!


¡Hasta la próxima!

Si queréis acceder a mi página de Facebook, haced click aquí
Instagram: laura_lamiel

Comentarios

  1. ¡Hola Laura! La verdad es que sí te puedes sentir muy orgullosa de haberlo conseguido. Yo, que he disfrutado como una enana con la serie, he pensado alguna vez en empezar con los libros y aunque sé que los disfrutaría mucho, de momento no soy capaz, por pereza, por haber visto ya la serie, no sé...
    Me encantará seguir conociendo qué pasa en los libros y saber si el final coinciden o no. Se supone que Vientos de invierno será el último ¿verdad? A ver si hay suerte y lo termina pronto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marian! Cuando me propuse leerlos no sabía si iba a cumplir mi promesa, porque el entusiasmo se va tan pronto como llega jejejejeje ¡Pero lo conseguí y no me lo creo! Mi reto era leerlos todos antes de que llegara la última temporada, pero llegué hasta Festín de cuervos, el penúltimo libro, así que este verano me leí el último. Te entiendo lo que dices respecto a las novelas. A veces da pereza, la serie influye... Creo que hay esperar al momento adecuado, aunque es verdad que en los libros muestran un mundo más rico que el de la serie. Por cierto, Vientos de invierno no es el último libro, es el penúltimo. Sueño de primavera supondrá el desenlace de la saga. ¡A ver cuándo llegan!

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Hola!! No he leído todavía nada de este autor, pero enhorabuena por leerte toda la saga, es genial. ¡Estupenda reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana! ¡Muchas gracias por tus palabras y por pasarte!

      ¡Un beso para ti también!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares