Un hijo, de Alejandro Palomas




¡Hola, chic@s! Hace unas semanas os traje la reseña de Una madre, de Alejandro Palomas, y os dije que este autor catalán pasaba a ser uno de mis imprescindibles por lo maravillosamente bien que escribe. Me enamoró con dicha novela y lo volvió a hacer con Un hijo, un libro con el que me robó el corazón una vez más (y creo que no será la última).

La última novela de Alejandro Palomas nos adentra en la historia de Guille, un niño que afirma que cuando sea mayor quiere ser nada más ni nada menos que Mary Poppins, y esta opinión no hará otra cosa que inquietar y preocupar a su profesora. La peculiar e inocente respuesta de Guille esconde detrás una historia triste y difícil que se irá descubriendo a medida que vayamos pasando las páginas y que, sin ninguna duda, conmoverá al lector que decida conocer al pequeño y a todos los personajes que le rodean.

Decidí empezar a leer esta pequeña gran novela una noche antes de irme a la cama para relajarme y desconectar un poco, pero finalmente me tuve que ir a dormir por puro compromiso ya que no podía soltar el libro y a la mañana siguiente tenía que madrugar. Estaba en plan “venga, un capítulo más” y ese capítulo pasaba a ser otro y así sucesivamente. Quería saber qué escondía la historia de Guille ya que su protagonista te impacta de tal manera que solamente quieres llegar al final para saber que todo está bien y que las cosas se arreglarán.

Uno de los grandes regalos que Palomas ofrece como escritor es su habilidad para llegar al corazón de los personajes, esa parte del alma que en muchas ocasiones nos da vergüenza enseñar, y él, con una facilidad pasmosa, consigue mostrar al lector haciendo que éste sienta una tremenda conexión con los personajes que van desfilando por sus páginas. El catalán es un magnífico contador de historias humanas y nos muestra que la bondad y el desinterés en los seres humanos, aunque en ocasiones creamos que no existen, todavía aguardan en nuestro interior y Guille es un gran ejemplo de ello. En muchas ocasiones, lo normal es pensar que los adultos son los que tienen que cuidar de los más pequeños debido a su vulnerabilidad, pero lo que muchos de nosotros no sabemos (o no queremos ver) es que los niños esconden una gran fortaleza en su interior y siempre buscan diferentes maneras para poder seguir hacia adelante. Los más pequeños tienen un sexto sentido cuando presienten que las cosas no van bien y ellos, a su manera, intentan buscar una solución para proteger a esos adultos que, en teoría, son los que tendrían que estar ahí para que todo sea mejor.

Un hijo está narrada por diferentes voces que ayudan a mostrar diferentes puntos de vista de la misma historia haciendo que ésta muestre una gran riqueza y te mantiene pegado a sus páginas ya que no puedes esperar a descubrir ese gran suceso que forma parte de las vidas de Guille y Manuel, su padre. Personajes como María, la orientadora del centro; Sonia, la profesora del pequeño, y los propios Guille y Manuel irán dejando sus impresiones respecto a este cuento que poco a poco va desvelando una complejidad que en un principio no esperabas. Lo que realmente me ha encandilado de esta narración es poder ver el contraste entre las voces de los adultos y la del pequeño Guille. Por un lado, los adultos, a la hora de narrar determinados sucesos, nos distinguimos por esa formalidad que nos caracteriza e intentamos mostrar seriedad y racionalidad en todo momento para mostrar ese sentido común que tanto se nos pide. Sin embargo, por otro lado, tenemos a Guille, un narrador lleno de inocencia y espontaneidad. Su narración de los hechos te enternece cada vez que él aparece en escena ya que Palomas sabe captar muy bien cómo se expresaría un niño de su edad haciéndote creer que un menor es el que está relatando su parte de la historia. Es genial ver como el autor consigue mimetizarse con sus pequeñas creaciones y les da una voz auténtica y con personalidad propia.

Mary Poppins puede poner punto y final a los problemas de Guille (fuente)

Un hijo es una historia que nos muestra que la grandeza en el ser humano todavía existe y muchas veces ésta se encuentra en los más pequeños ya que ellos todavía no han entrado en contacto con ese mundo que nos dice una y otra vez que tenemos que crecer y madurar y que la magia con la que muchas veces queremos ver y solucionar las cosas no forma parte de él. Ésta es una historia que nos emocionará y nos costará muchísimo despedirnos del gran Guille. El pequeño es una gran revelación y su personaje nos muestra que los niños, aunque nosotros no lo pensemos, se dan cuenta de las cosas e intentan ayudar a su manera. Os recomiendo encarecidamente esta novela de Alejandro Palomas debido a su inolvidable historia y sus maravillosos personajes ya que llegan a tu corazón en un abrir y cerrar. ¡Es mágico! Además, el libro se puede leer perfectamente de un tirón (si os animáis seguro que me dais la razón). Ahora mismo, y mientras estoy escribiendo estas palabras, me está mirando desde mi mesita de noche Un perro, la otra novela de Palomas que supondrá el reencuentro con los personajes que ya conocimos previamente en Una madre.

Bueno, chicos, mi entrada de hoy llega a su fin. Una vez más, os recomiendo que le deis una oportunidad a este autor porque hoy en día tenemos a pocos escritores como él. Palomas escribe con el corazón y los temas que encontraremos en sus libros nos afectan ya que nos podemos identificar con ellos. Son historias humanas que, de algún modo, hemos vivido de manera cercana.

Mi post de hoy lo quiero despedir con la palabra que Guille usa en tantas ocasiones y que, aunque algunos despistadillos no lo sepan todavía, ¡es mágica! Allá va:

Supercalifragilísticoespialidoso!!

¿Lo he escrito bien?

¡Hasta la próxima!


10/10

Si queréis acceder a mi página de Facebook podéis hacer click AQUI


Comentarios

  1. Huyuyuyuyuyyyyyyyy pero qué re-bien suena esto. Nada; ¡me has convencido! Jehehehe.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial!! Creo que te gustará mucho y Guille te va a encandilar :) Debido a la múltiple narración te da la sensación de estar leyendo por momentos un libro para adultos y otro infantil. Si lo lees espero una reseña en tu blog ;)

      ¡Nos leemos!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Lo has escrito de maravilla.¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Lilyana! Me alegra que te haya gustado :)

      ¡Un beso muy grande!

      Eliminar
  3. A mi me gustó mucho, pero había leído tantas buenas reseñas que después me supo a poco. Es un encanto de libro, pero no me parecio taaaan maravilloso. Me gustaría leer una madre, a ver que tal ese.

    Besoooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Rocío!

      Yo sabía que había tenido muy buenas críticas, pero no las había leído así que no sabía con qué me iba a encontrar. Me encandiló y "Una madre" es genial. Espero que te guste :)

      ¡Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares