Especial Halloween: El gato negro, de Edgar Allan Poe



¡Hola, chic@s! Cada año, cuando preparo el especial de Halloween, siempre me prometo que incluiré al genial Edgar Allan Poe en él, pero por alguna razón u otra siempre lo acabo postergando. Esta vez no voy a dejar pasar la oportunidad y voy a añadir uno de sus cuentos más populares: El gato negro. En esta ocasión, el atormentado autor estadounidense nos ofrece una historia con tintes de terror psicológico que te atrapa de principio a fin y en la que no puedes evitar ver elementos autobiográficos.

El gato negro nos narra la historia de un hombre que durante toda su vida se ha destacado por poseer un carácter bueno y dócil. Su amor por los animales parece ser infinito, pero poco a poco vemos que el protagonista va cambiando su piadosa y tranquila personalidad por una más violenta y oscura. Su devoción por los animales desaparece y los convierte en sus víctimas de su retorcida mente; todos sufren sus ataques de ira, pero el que conocerá de primera mano su lado más vil y sádico será Plutón, su gato negro, y el que hasta la fecha era su más fiel compañero. A partir de aquí, el protagonista empezará su particular caída a los infiernos, y nosotros lo haremos con él.

Hay muchas cosas a destacar alrededor de este cuento y una de ellas es cómo Poe mezcla de manera magistral el terror y la psicología. El escritor nos va sumergiendo en la locura del protagonista (hay que tener en cuenta que al estar la historia narrada en primera persona nos metemos de manera directa en su mente) y con esto lleva a su relato a un nivel de complejidad y profundidad altos. Porque ¿qué puede llevar a un hombre bueno a convertirse en un auténtico monstruo? Seguro que cada lector tendrá sus propias conclusiones al respecto ya que el autor juega constantemente con el fenómeno paranormal y la realidad, pero desde mi punto de vista la desgracia de esta historia tiene nombre propio: la bebida. Como muchos sabréis Poe era alcohólico y su vida fue de lo más inestable y a través del personaje principal de El gato negro, expone toda la enajenación y la locura que esta produce. Por lo tanto, es imposible no ver a Poe en este relato por todos los paralelismos que encontramos en él. Bebía para alejar a los demonios de su torturada mente, pero estos siempre se quedaban y su deterioro era cada vez más notable.


La presencia del gato es otro de los puntos fuertes de la historia. Los gatos negros siempre han estado asociados a la brujería y lo demoníaco y aquí Poe vuelve a ser ambiguo ya que no aclara si el gato es una víctima o un villano que lleva al protagonista a la locura. La figura del gato es muy interesante de analizar y puede ser vista como el sentimiento de culpa y tortura de todas las atrocidades cometidas por el personaje principal.

El gato negro es un cuento de terror psicológico con tintes góticos que te lleva de la mano a los infiernos de la maldad y la locura, y lo hace a través de una historia muy bien escrita que concluye con un final redondo. Puede que estemos ante uno de los relatos más personales de Poe y este nos indica que, muchas veces, nuestros peores demonios somos nosotros mismos. Edgar Allan Poe es un autor brillante que se merece un hueco durante la noche de Halloween y sus historias son de las que dejan huella. ¡Es un imprescindible!

¡Hasta la próxima!

Si queréis acceder a mi página de Facebook, haced click aquí
Instagram: laura_lamiel

Fotografías: Amazon, Pinterest

Comentarios

  1. Siempre que leo alguna reseña de Poe recuerdo su magnífico "El corazón delator". Si no has leído este relato tienes que hacerlo. Terror psicológico increíble. Yo lo calificaría como el cine antes del cine.
    De cara al 1 de noviembre yo siempre cuelgo un post referente al Día de Muertos. Me lo has recordado. El martes próximo lo cuelgo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juan Carlos! Sí he leído El corazón delator y lo incluiré el próximo año en la nueva edición de Halloween ;) Intentaré incluir cada año a Poe porque para mí es todo un maestro en su género. Tengo muchas ganas de leer tu post sobre el Día de los Muertos. ¡Ya me pasaré!

      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Laura! ¡me encantan tus especiales Halloween!! Ya sabes que me apasiona el género del terror, pero si hay animales maltratados o que sufren de por medio..., uffff, entonces lo paso fatal (es bastante curioso eso que me pasa, que en la ficción soporto cualquier clase de violencia e incluso me gustan mucho los libros violentos, sangrientos, cuanto más duros mejor, pero si hay animales de por medio..., entonces no, eso también me pasa en la televisión y con las pelis, no soporto ni las corridas de toros) y aunque es superinteresante lo que nos cuentas, por la psicología del personaje y por la figura gatuna, creo que no lo voy a leer, porque según cuentas el porta la toma con su pobre gato negro y con más animales. Igual le echo un vistazo a la sinopsis del que dice Juan Carlos: El corazón delator...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marian! ¡Muchas gracias! Eres una de las mías en cuanto a los animales. No puedo con la crueldad que se ejerce en ellos y me pongo realmente mala. Recuerdo cuando leí tu reseña de los libros de Carmen Mola, si no recuerdo mal, dijiste que aparecía un perro y ahí me eché un poco para atrás por si protagonizaba alguna escena cruel. En el caso de Poe, cuando lo leí, no sabía lo que me iba a mostrar, y aunque el gato es víctima del protagonista, el cuento no se centra en su crueldad a los animales sino en esa locura y maldad que lo va consumiendo. Pero si no lo quieres leer por lo que me has dicho lo entiendo perfectamente. Espero que te guste El corazón delator. Lo incluiré en la edición del año que viene ;)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Pues sí..., somos iguales en ese aspecto (y en algunos otros también, ¿verdad?, me refiero a gustos lectores). Sí, en uno de los de Carmen Mola aparece una escena con un perro, pero aunque es desagradable, no está contada de una forma especialmente macabra, no se recrea en ella, porque es cuestión de supervivencia..
    Yo, a pesar de esa escena, no me arrepiento para nada de haber leído la saga y creo que podrían gustarte mucho, son buenas novelas (aunque durillas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marian! ¡Sí! En el caso de Poe este tampoco se recrea y con una línea lo dice todo. Si se hubiese recreado en el sufrimiento creo que no le hubiese echado un vistazo. Por otro lado, tarde o temprano me haré con las novelas de Mola, le tengo muchas ganas ;)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola Laura!! Uno de mis relatos predilectos de Poe como "El corazón delator". Es uno de mis autores de terror preferidos y sus historias nunca se ven desfasas y su prosa me encanta. ¡Estupenda reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana! Ay, Poe nunca decepciona (por lo menos en mi caso) y siempre que puedo vuelvo a sus historias. El corazón delator lo tengo programado para el especial de Halloween del año que viene ;)

      ¡Un beso y muchas gracias por tus palabras!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares