Jane Eyre, de Charlotte Brontë








Singular desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall, para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.


¡Hola a tod@s! Parece que últimamente me ha dado por hablar solamente de los grandes clásicos de la literatura inglesa. Así que voy a seguir un poquito con esta tradición de las últimas semanas y esta vez voy a hablar de Jane Eyre, una de mis novelas favoritas. He dicho en muchas entradas que esta novela es mi favorita de las que lleva el sello Brontë y, curiosamente, ha sido la que más he tardado en reseñar.

Muchos conocen esta historia, pero si no es así, a continuación, os hago un pequeño resumen. Jane Eyre es una niña huérfana y no tiene una vida feliz. Su tía y sus primos la ven como un ser malvado, y así se lo hacen creer, y la envían a  un internado llamado Lowood. Este internado se convertirá en el nuevo hogar de Jane y allí pasará su infancia y juventud. En este lugar Jane vivirá momentos que marcarán su personalidad y pasará de alumna a profesora. Sin embargo, su vida no transcurrirá entre las paredes de este internado ya que consigue un puesto de institutriz en Thornfield Hall, mansión del señor Rochester. Lo que Jane no sabe es que el señor de la mansión se convertirá en algo más.

A primera vista puede que muchos de vosotros penséis que estamos ante otra típica  historia de amor del siglo XIX, pero no es así. Claro que hay un GRAN romance en la historia, pero también hay mucho más que eso.

Si hay algo que hace grande a esta novela es, sin duda, su protagonista femenina, Jane Eyre, para mí una de las grandes heroínas de la literatura. Uno de los puntos a favor que tiene esta novela es que los personajes no son perfectos. Es verdad que en la mayoría de las historias que leemos los personajes tienen sus defectos y el objetivo de la trama es que se den cuenta de ello y los corrijan. Sin embargo, y en el fondo, muchas veces la bondad de estos personajes hace que veamos sus imperfecciones como algo secundario. En este sentido, a veces pongo de ejemplo a Elizabeth Bennet. Es verdad que este personaje debe corregir sus prejuicios, pero su fantástica personalidad hace que no nos preocupemos mucho por ello. Sin embargo, con Jane no ocurre eso. Este personaje no es un personaje que, en un principio, tenga una personalidad encantadora y que nos haga olvidar sus problemas. Jane es una mujer que vive atormentada por su pasado. Siempre la han catalogado como una chica pobre, fea y oscura. Sin embargo, la realidad es más bien distinta. Estamos ante un personaje que se reinventa solo a través de la novela. Empieza siendo una chica pobre y sin nada y al final es todo lo contrario. Además, creo que uno de los puntos más destacables de esta evolución es que la independencia que consigue es gracias a ella y no por un hombre. Cómo he dicho antes, Jane empieza siendo una chica que no tiene nada y su futuro es una gran incertidumbre, pero al final de la novela vemos a una mujer hecha a sí misma. Ha ganado independencia y seguridad económica y personal. Es una mujer fuerte, luchadora y no necesita a nadie para seguir adelante, manteniendo siempre su dignidad, sus principios y lo más importante… su libertad. Además, es un personaje que, debido a las dificultades que ha vivido a lo largo de su vida, no tiene el tono positivo y alegre de otras heroínas de la literatura como Elizabeth Bennet. Jane Eyre es un personaje muy complejo y con una gran profundidad. Su evolución a lo largo de la novela es maravillosa y mi admiración por este personaje no podría ser mayor.
 

"Tú, pobre y oscura, pequeña y sencilla, eres quien quiero que me acepte por esposo."


Por otro lado, tenemos a la otra parte de la pareja, Edward Rochester, el señor de la mansión, y del que Jane se enamorará. Los personajes masculinos creados por las Brontë no son los típicos galanes de los que la lectora cae rendida desde que hacen su aparición en escena. En este caso, Rochester es un hombre más mayor que Jane, no muy atractivo físicamente y su vida no ha sido precisamente un camino de rosas. Además, guarda un oscuro secreto que envuelve al personaje en un halo de misterio. Sin embargo, Jane y él son dos almas gemelas. Dos seres torturados que se encuentran el uno al otro, ambos poseen una gran inteligencia y se nota en las conversaciones que mantienen. Este encuentro entre estos dos personajes supondrá la felicidad de ambos. Sin embargo, esto es el principio de la historia y ésta es muy larga. No todo va a ser tan sencillo. Jane y Rochester deciden casarse pero algo tuerce sus planes y es a partir de este momento cuando empieza el gran camino que Jane y Rochester tendrán que hacer por separado, especialmente Jane. Hay muchas cosas que hay que arreglar y esto supondrá para ambos un crecimiento personal bastante importante. Esta pareja romántica es mi favorita, superando a mis queridísimos Elizabeth y Darcy. La complejidad de ambos es muy atractiva y no puedes resistirte a ellos.


“¡Dios quiera, gentil lector, que nunca sientas lo que sentí entonces! ¡Que tus ojos nunca viertan lágrimas tan vehementes, dolorosas, torturantes como las que brotaron de los míos!”
 

Dejando a un lado a los personajes, me gustaría destacar la atmósfera de esta novela. Para todas aquellas personas que han leído las novelas de estas hermanas, sabrán que el tono de sus historias suele ser oscuro, nostálgico y la ambientación gótica se hace notar. En este caso, Thornfield Hall se encarga de poner el punto gótico a la novela. La estética de la mansión nos transmite esta sensación pero, por otro lado, algo se oculta en la casa que la hace un tanto macabra. Recuerdo que esta parte me dejó muy intrigada. Quería saber que se escondía detrás de esas paredes. Era algo que me inquietaba y me tenía enganchada a sus páginas.

Jane Eyre es una novela que nos muestra unos personajes muy trabajados psicológicamente y que los hace muy atractivos al lector. Por ejemplo, Rochester no es un personaje atractivo físicamente, pero para mí es uno de los más atractivos debido a su personalidad. Además, la narración no se hace densa en ningún momento y esto es importante ya que muchas veces, los clásicos, son catalogados de lentos.


Jane Eyre, versión de la BBC (2006)

Si después de haber leído el libro queréis ver la adaptación de esta novela, os recomiendo entonces la versión de 2006 de la BBC, con Ruth Wilson Y Toby Stephens como Jane y Rochester. De hecho, ya hablé de esta adaptación en septiembre. Es una versión maravillosa y nunca me canso de verla. ¡Espero que os guste!

¡Hasta la próxima!


10/10 
 
 


Comentarios

  1. Creo que no puedo añadir nada más a la reseña, Jane Eyre tiene algo especial, las Brontë tienen algo especial, esa atmósfera que envuelve sus historias,...
    La relación Jane&Rochester me encanta porque no es típica, se retan, se desconciertan, se entienden, es algo profundo.
    De la miniserie me quedo con todo, la escena del dinero es una de mis preferidas.
    Un beso, Laura.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Minea!

    No puedo estar más de acuerdo contigo en todo lo que has dicho. ¡Y la escena del dinero es mi favorita! La química que tienen es electrizante. De hecho, cuando hablé de la miniserie en septiembre, puse la escena del dinero como ejemplo :)

    Otro beso para ti, Minea

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Qué reseña tan estupenda. Claro, es que de una novela tan maravillosa se pueden decir tantas cosas... Como tú muy bien has comentado, tiene muchas cosas especiales. Esos personajes fascinantes y torturados, esa relación tan auténtica, esos toques góticos que le dan el toque atmosférico justo, ese feminismo primitivo que se respira en cada página... Creo que no se nota que me encanta, ¿no? ;-)

    Por cierto, he visto varias adaptaciones, pero la que mencionas no, así que me la anoto, gracias por la recomendación :-D.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Marsar!

    Jane Eyre es una novela tan perfecta que no sé como expresar lo perfectísima y preciosísima que es jaja Ahora en serio, es una historia muy especial y muy compleja, muy completa en todos los sentidos. La adaptación de la que hablo dura 4 horas y está muy bien hecha. Lo que tuve con esta adaptación fue amor a primera vista. Las interpretaciones, el guión, la ambientación... ¡es perfecta!

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Laura!

    Me encanta como describes esta gran novela, tu descripción de los personajes sin desvelar nada a nuevos lectores es estupenda y no digamos del velo misterioso que envuelve la atmósfera, porque... cómo nos gusta el misterio, jejeje.
    Como siempre, una magnífica entrada literaria. Felicidades.
    ¡Ah! y por mí no te preocupes, me encantan los clásicos de la literatura inglesa y más si viene de una experta como tú. ;)

    ¡Un gran besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mari Carmen!

      Pues sí el misterio gusta y mucho. Ay, qué será lo que esconde la mansión que inquieta tanto... jajaja No sé si la habrás leído, pero Jane Eyre es una historia que toca muchos temas y eso la hace muy completa. Es que a mí me gusta mucho esta historia y siempre la estoy recomendando. Soy una friki de Jane y Rochester, entre otras cosas jajaja. Si puedes ver la versión de 2006 de la BBC, hazlo porque es preciosa. La película de Michael Fassbender está también muy bien, pero a mi me supo a poco y la estuve comparando todo el rato con la miniserie. Yo, sin duda, prefiero la serie de 4 capítulos de la BBC. ¡Muchas gracias por la última frase, es todo un halago! Aunque para nada soy una experta, ¡ya me gustaría! :)

      ¡Muchas gracias por pasarte!

      ¡Un besazo enorme!

      Eliminar
  6. ¡Hola, Laura!
    Desde luego, leerte y tener ganas de devorar la novela es lo mismo. Me encanta que no desveles muchas cosas, que así la sorpresa está asegurada.
    Y me uno a lo que dice Mari Carmen: los clásicos lo son por algo, así que... ¡que no decaiga la cosa!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Israel!

    ¡Muchas gracias por tus palabras! Ya no sé qué más decir de esta novela que no haya dicho ya... ¡tienes que leerla! jajaja Ah, y la miniserie es una joyita :)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  8. Google Doodle honoring Charlotte Brontë on her 198th Birthday.

    ResponderEliminar
  9. Jane Eyre es una maravilla y estoy de acuerdo contigo en que su evolución está tan sumamente lograda que hay que ser una escritora muy sobresaliente para lograrlo. Porque es justo eso es un personaje con todo en contra que poco a poco va encontrando su camino y se muestra valiente, decidida, fuerte,...

    Y su historia de amor es preciosa!! Yo nunca me olvido de la impresión que me llevé la primera vez cuando lo leí porque jamás me hubiese imaginado algo así!

    Fantástica reseña!! Besines!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    ¡Muchas gracias! Jane Eyre es uno de mis personajes favoritos, un referente para mí. Una chica tan fuerte que decide encontrar su propio camino y luchando a la vez contra diferentes obstaculos, es simplemente admirable. Es una heroina que a día de hoy sigue siendo un ejemplo para muchas personas :) ¡No envejece!

    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares