Halloween 2020: La maldición de Bly Manor

 

Fuente: EIKE SCHROTER/NETFLIX

¡Hola, chic@s! En 2018, Netflix estrenó La maldición de Hill House, una serie de terror basada en la novela homónima de Shirley Jackson, y que desembocó en un éxito rotundo de público y crítica. Fue una auténtica sorpresa para todos y a muchos de nosotros nos devolvió la fe que habíamos perdido en el género de terror. Debido a la gran acogida que tuvo, la popular plataforma no dudó en encargar una segunda temporada en la que se contaría una historia completamente nueva, convirtiéndola, de esta manera, en una antología. El público ha estado esperando este segundo año con muchas ganas y con las expectativas por las nubes. Queríamos algo igual a lo que vimos en Hill House y cuando esto no se cumple se puede convertir en un gran hándicap. La nueva temporada viene bajo el título de La maldición de Bly Manor, cuya entrega es una relectura de las historias de fantasmas de Henry James (entre las que se encuentra Otra vuelta de tuerca, novela que reseñé en el blog), y con ellas volvemos a tener una mansión embrujada, fantasmas (¿los encontrasteis todos?) y una tétrica Dama del lago, pero es una historia tan diferente a su predecesora que, por este motivo, parte de la audiencia puede haber quedado un tanto decepcionada porque ese terror tan potente que encontramos con la familia Crain, aquí no brilla tanto.

La maldición de Bly Manor empieza de una manera muy clásica: una persona, en este caso una misteriosa mujer, afirma ser conocedora de una historia de fantasmas, y acto seguido la inesperada narradora se ve rodeada por un pequeño grupo de personas que aguardan con una gran emoción y en un absoluto silencio ese relato que espera ser contado. Este cuento transcurre en la década de los ochenta del siglo pasado y la protagonista es Dani, una joven estadounidense que viaja a Inglaterra para trabajar como au pair. Parece que la suerte le sonríe ya que trabajará en una mansión espectacular de la campiña inglesa y con dos niños que son un encanto, aunque un tanto inquietantes. Nada puede salir mal, pero Dani no sabe que en Bly Manor se esconden secretos que llevan ocultos desde hace mucho tiempo y que están a punto de ser revelados.


Bly Manor no es Hill House

He intentado evitarlo, os lo juro, pero me cuesta mucho hablar de esta nueva entrega sin nombrar a la maravillosa La maldición de Hill House. En esta última, seguro que lo recordaréis, se percibía una calma tensa en cada uno de sus capítulos que ponía los pelos de punta porque no sabías qué iba a ocurrir. Todo era muy impredecible y por eso no podías bajar la guardia. Además de esto, la historia era una maravilla porque combinó el terror y el drama familiar de una manera fascinante. Sin embargo, en Bly Manor las cosas son muy diferentes ya que la trama se desarrolla de una manera un tanto lenta, y debido a esto parece que, por algunos momentos, la historia no avance. En su conjunto me ha gustado mucho, a continuación os expondré mis razones, pero el ritmo ha sido desigual y esto le ha pasado un poco de factura. No obstante, hay capítulos que son auténticas joyas, como el quinto y el octavo, que juegan con nosotros y son muy reveladores. La serie es un rompecabezas que hay que ir montando y, a pesar de su irregularidad en la narración, el broche final es perfecto y emociona. Por otro lado, en Bly Manor el drama le gana la partida al lado más paranormal y por ello, y como he dicho unas líneas más arriba, algunos espectadores pueden quedar desencantados.

El amor en Bly Manor

La maldición de Bly Manor habla sobre el olvido, el trauma y la pérdida, y cómo nos sobreponemos a ella, pero el tema principal es el amor y sus diferentes vertientes, y ya os aviso que vamos a ver relaciones de todo tipo: tóxicas, prohibidas, oscuras, platónicas, inocentes, aquellas que sobreviven a la muerteY mientras todas estas caras van saliendo a la luz, el romance más puro y bello que verá ese lugar se irá fraguando a fuego lento. Todas estas historias se narran con un trasfondo oscuro y gótico que le dan a la trama una atmósfera clásica, romántica, poética y muy literaria que me ha entusiasmado.

Fuente: EIKE SCHROTER/NETFLIX

Un reparto sensacional

La serie de Netflix viene acompañada de un reparto fantástico y que no decepciona. Los personajes son interesantes, misteriosos y juegan con el espectador al ir mostrando sus capas poco a poco. Como podréis haber comprobado, algunos de los actores que vimos en La maldición de Hill House repiten en esta nueva entrega, pero con unos personajes totalmente diferentes. Me gustaría destacar especialmente el trabajo de Victoria Pedretti (Dani), una actriz que ha demostrado ser una gran protagonista y una intérprete que hay que tener muy en cuenta.

La maldición de Bly Manor es una historia completamente diferente a la que vimos en Hill House, y gracias a esto consigue crear su propia personalidad. Por otro lado, la fotografía es una maravilla y consigue sumergirte en una historia de corte gótico que enamora. A mí personalmente me ha gustado mucho, porque aunque a veces la historia parece quedarse estancada, cuando llegas al final todo cobra sentido y el conjunto es notable. El desenlace es el momento perfecto para echar la vista atrás y valorar todo lo que has visto porque te das cuenta del gran viaje que han experimentado los personajes. Al principio todos pensábamos que íbamos a ver una historia terrorífica de fantasmas, pero finalmente nos encontramos con una gran historia de amor. Curiosamente, uno de los personajes le comenta este punto a la misteriosa narradora del primer episodio, y esta responde: Es lo mismo, en realidad.

¡Hasta la próxima!


Página de Facebook: El blog perdido de Laura

Instagram: laura_lamiel

Comentarios

  1. ¡Hola Laura! Es inevitable hacer comparaciones y nombrar la primera temporada de la serie, que fue una maravilla. Ya sabes que me flipó, que la disfruté mucho y si te soy sincera no tenía claro si ver esta segunda parte, porque además ya sabía que no tenía nada que ver. Creo que sí la veré (por cierto no sabía que ya estaba disponible en Netflix), en cuanto acabe unas cuantas que tengo empezada (lo mío con las series no tiene remedio, jeje), porque me has dejado claro al menos que quiero verla, no sé si estaré entre los que se sientan decepcionados, puede que no, ya que estoy avisada de lo que me voy a encontrar. Aunque..., igual si se hace demasiado lenta en algún momento la abandono, eso no lo tengo claro
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    He leído tu reseña ahora que terminado de ver la serie.

    La verdad debo decir que me ha decepcionado bastante. Tienen contra algo que es completamente inevitable: tener como anfitriona a la serie anterior. Por supuesto no tiene porque ser igual pero está claro que esta nueva entrega pierde de manera considerable. No solo si la comparamos con la otra; es que me parece una historia de ritmo bastante lento que incluso llega aburrir por momentos y además hay que reconocer que ofrece algo (Terror) y ya sea por unas o por otras, el billar este por Su ausencia, pierde aún más.

    Muy buena reseña!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares